25 de octubre del 2014 18 °C
Perú

Lunes 13 de febrero del 2012 18:11

Callahuanca: conoce el encanto de la tierra de la chirimoya

Conocido por los productos naturales que produce, este distrito de Huarochirí busca convertirse en destino turístico para escapar de Lima

CARLOS GARCÍA LAZO

Ubicado en la provincia de Huarochirí, a dos horas de Lima, se encuentra Callahuanca. Este distrito, que forma parte del valle de Santa Eulalia, es conocido por el cultivo de la chirimoya, incluso se dice que es en este lugar que se producen las mejores del país. También se destaca la calidad de las paltas y lúcumas que crecen en la zona.

Es en base a este potencial agrícola que Callahuanca busca darse a conocer como un atractivo lugar para reencontrarse con la naturaleza. Situado a 1800 m.s.n.m., presenta un ambiente adecuado para los amantes del trekking y las largas caminatas en medio de caminos que se pierden en la basta vegetación.

Por ejemplo, se puede subir la montaña Characán para poder observar todo el valle de Santa Eulalia y contemplar los campos de cultivo de los frutos por los que se caracteriza Callahuanca. Luego de una subida de aproximadamente hora y media los visitantes podrán tener una vista que hará olvidar el estrés y la rutina.

Para aquellos que prefieran algo más familiar, y menos arriesgado, este distrito también ofrece actividades para grandes y chicos que van más allá de un recorrido por la plaza y una vista de la iglesia central. El centro recreacional de Piedra Huaca ofrece a los visitantes un buen momento de diversión y aprendizaje sobre los recursos naturales de la zona.

En Piedra Huaca se crían truchas arcoíris, y los turistas recibirán una explicación detallada sobre el proceso de crianza de estos peces. Pero eso no es todo pues en este lugar hay destinados ambientes para la pesca deportiva, la ventaja es que puedes degustar ahí mismo la trucha que llegues a atrapar.

El principal atractivo de Callahuanca no es su densa vegetación, ni su gran potencial agrícola. Está más que nada en la hospitalidad de su gente, y en las ganas que tienen los callahuanquinos de convertir su distrito en una opción de escape, de refugio, para quienes quieren huir del caos de Lima.

Nota: la mejor temporada para visitar este distrito es durante el mes de abril, época en la que se realiza el famoso festival de la chirimoya.