Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Perfectas para mochileros: Conoce 8 rutas alternativas

Lugares por explorar y a bajos precios, una combinación tentadora para los que buscan otras rutas

Argentina, La Nación/GDA/ El Comercio

Para todos los amantes de viajar con una mochila a cuestas, presentamos ocho rutas alternativas para conocer y adentrarnos por caminos insospechados. Toma nota. 

De Lisboa a Coímbra

La costa portuguesa tiene algunas de las playas que se vuelven cada vez más populares en Europa. Y además tiene una atractiva vida nocturna en ciudades como Coímbra o Lisboa (elegida por Lonely Planet como la octava mejor ciudad para ir en 2017).

La capital puede ser el punto de salida perfecto, tomando un tren hacia Nazaré, a hora y media, para visitar sus mercados pesqueros o partir directo a aprender a surfear en Praia de Norte, de la que se dice tiene uno de los mejores climas de Europa (Nazaré Surf School da clases todo el año; NazareSurfSchool.pt). Para seguir a Coímbra puede tomar un ómnibus de The Rede Expressos (www.Rede-Expressos.pt). Recomendación: conviene reservar en Grande Hostel, casona centenaria renovada en el centro de Coímbra (US$ 14 la noche; GrandeHostelCoimbra.com).

De Huay Xai a Luang Prabang

No es Tailandia ni Bali. Suficiente para que este país gane preferencias como uno de los más buscados por los mochileros, que encuentran las ventajas de los otros -bajos precios, tranquilidad y cultura-, sin tantos turistas. Tampoco tiene las playas. Pero hay otras compensaciones.

Desde Huay Xai, noreste de Laos, se puede tomar un bote lento por el legendario río Mekong. El viaje dura dos días con una noche en Pak Beng, poblado rural que está pegado al río, antes de llegar a Luang Prabang, conocida a su vez como el reino de un millón de elefantes, patrimonio de la humanidad según Unesco. Razones que suenan suficientemente bien como para quedarse un rato, pero hay más: es visualmente muy atractiva por su mezcla de estilos colonial francés y la arquitectura budista de sus templos. Además, Luang Prabang es barato tanto en hospedaje como en las comidas. 

Por el desierto rojo

Son más de 3000 kilómetros -en auto o tren- para cruzar el desierto o Outback australiano, famoso por su soledad y ecosistemas, pero sobre todo por las culturas que lo habitan.

Internarse en esta región es una decisión original y las recompensas son varias: desde atardeceres tan intensos que parecen fosforescentes al encuentro con etnias que mantienen intactas sus tradiciones (como los arrernte, conocidos por sus pinturas que se exhiben en galerías de arte). Una vez que se llega a Alice Spring, una de las ciudades más grandes del Outback, se puede visitar el Parque Desértico, donde aprenderá cómo se las arreglan los nativos para vivir en el desierto. O se puede pasar la noche en campings como los del N'Dhala Gorge Nature Park.

Montenegro

Más económico que la muy popular Croacia, este país tiene variedad de atractivos todo el año: desde senderismo en el Parque Nacional Durmitor hasta una atractiva vida nocturna en la ciudad costera de Budva, que es como una alternativa a la más famosa isla croata de Hvar.

Vamos por partes. Desde Podgorica, capital montenegrina, se puede comenzar el recorrido por el Parque Nacional Durmitor, conocido por el cañón del río Tara, que tiene 1300 metros de profundidad y unos 82 kilómetros de largo, lo que lo convierte en el segundo más largo tras el estadounidense Cañón del Colorado. Luego, hacia la costa del Adriático, rodeada por montañas y murallas de 20 metros de alto (construidas en el siglo XV, como respuesta a los ataques del Imperio Otomano), está Kotor, una ciudad que algunos mochileros comparan con Dubrovnik, pero menos retocada. Y luego está la mencionada Budva, que es el destino más popular entre los mochileros más jóvenes, porque el centro está repleto de bares y discotecas.

De Iquitos a la frontera

La forma más sencilla y económica de recorrer los casi 6500 km del río Amazonas es en los barcos de carga que la gente que vive en la zona usa como medio de transporte. El recorrido podría comenzar en Pucallpa, la primera ciudad grande del Amazonas peruano, y terminar en la triple frontera de este país con Colombia y Brasil. Claro, también se puede seguir más allá, hasta llegar a Belém, en Brasil, pasando por la gran ciudad amazónica de Manaos. Pero eso requiere más tiempo.

El primer tramo en barco desde Pucallpa termina en Iquitos y durante el viaje -que dura entre tres y cuatro días- hay que dormir en hamacas en la cubierta. Al llegar a Iquitos, se puede tomar otro barco hasta la frontera con Brasil, donde están Santa Teresa en el lado peruano, Leticia en la parte colombiana y Tabatinga en Brasil. Esta es una buena zona para realizar caminatas por la selva o visitar comunidades indígenas.

De Casablanca a Marrakech

Marruecos es un destino mochilero por ambiente y precios, y sobre todo por su fama pop, fundada en las personalidades que ha atraído y en clásicos como Casablanca, película que tiene el nombre de la ciudad donde se puede visitar la Mezquita de Hassan II, y el Musée Abderrahman Slaoui.

Para seguir a Essaouira (famoso por su Festival Gnaoua et des musiques du Monde y porque el músico Jimmy Hendrix vivió aquí), se puede tomar un tren en el aeropuerto de Casablanca. Quizá cuando se asome a la ciudad, le suene familiar: fue locación para la tercera temporada de Game of Thrones. Más adelante, ya en Marrakech hay que recorrer la plaza Jemaa El Fna (donde tocaron Robert Plant y Jimmy Page), y luego puede probar el meze, la versión local de las tapas, en Souk Kafé.

De Tolhuaca a Huerquehue

En la región chilena de La Araucanía hay varios parques y reservas en una misma ruta. Está, por ejemplo, el Parque Nacional Tolhuaca, con senderos de varios niveles: uno de los más atractivos es el de 2,2 km (y baja dificultad) a los Saltos de Malleco, una cascada de 50 m. La caminata dura 45 minutos aproximadamente. Otro sendero recomendable es el de Laguna Verde: 8 km rodeados de araucarias y dificultad media-alta. Aun así, no debiera tomar más de dos horas.

En el mismo sector está Huerquehue, uno de los parques más antiguos de Chile y también uno de las menos explorados. Entre sus senderos está el de Los Lagos, de 4 horas y 8,8 kilómetros, con araucarias, cascadas y lagos, y donde a veces se ven pudúes. Finalmente se llega al mirador Renahue, que tiene la mejor vista del parque completo (Conaf tiene dos campings: uno en lago Tinquilco y otro en Renahue, por US$ 4).

Misiones jesuíticas guaraníes

Después de un largo abandono, las misiones jesuíticas-guaraníes -ahora convertidas en ruinas- están tomando cada vez más fuerza entre los destinos elegidos por los mochileros que buscan rutas más patrimoniales, y no solo playa y sitios de fiesta.

Estas misiones fueron construidas durante los siglos XVII y XVIII para ayudar a evangelizar a los pueblos originarios de la región, pero con el tiempo se convirtieron en un espacio de convivencia entre los religiosos y las tribus guaraníes. Con la expulsión de los jesuitas en 1767, la mayoría de las misiones fueron abandonadas, lo que explica que sean las ruinas que se ven hoy. Uno de los hitos más visitados de la ruta es la ciudad de San Cosme y Damián -en el distrito de Itapúa-, donde se puede acampar y ver iglesias con tallados hechos por los mismos guaraníes con la ayuda de los jesuitas.

Tags Relacionados:

mochileros

rutas

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías