Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Actitud Viù

¿Quieres tener un hijo? aquí algunas recomendaciones

No estresarse, tener una vida sana y tomar la decisión con tu pareja son las recomendaciones de los expertos

¿Quieres tener un hijo? aquí algunas recomendaciones

¿Quieres tener un hijo? aquí algunas recomendaciones

Karina Villalba F.

Los factores que despiertan el deseo de tener un hijo varían entre las mujeres y sus edades. Algunas quieren tenerlo muy jóvenes y seguir la dictadura del ‘reloj biológico’; otras lo planifican detalladamente y eligen embarazarse después de los 35 o 40 años, cuando se sienten realizadas personal y profesionalmente. También están aquellas que dejan que obre el azar y unas más que se obsesionan con el tema.

Según la psicóloga Patricia Tori, del Instituto para el Desarrollo Infantil, Arie, el deseo de ser madre proviene de la estrecha relación que cada niña mantiene con su madre. Sin embargo, precisa la especialista, el deseo maternal puede activarse en cualquier momento, sobre todo cuando la mujer siente que empieza a lograr metas dentro del ámbito profesional, como terminar una carrera, una maestría, tener estabilidad laboral y emocional con una pareja.

Luis Alberto Bernuy, médico de la Clínica Delgado, coincide en ese punto y agrega que la mujer moderna se preocupa, además, por escoger el momento ideal para encargar bebe y «divide arbitrariamente su vida reproductiva en períodos de 20 a 30 años, de 30 a 40, y mayores de 40 años».

UNA DECISIÓN DE DOS

¿Qué opina tu pareja de tener un hijo? Es importante que esta decisión se encuentre sostenida y compartida con ella, pues los dos serán responsables del desarrollo del bebe y de su futuro. La decisión no puede estar basada únicamente en el afán maternal, sino en lo que cada uno pueda prodigarle a ese ser humano que vendrá. «Cuando esta decisión está cargada solo de deseo y se crea una historia mágica de lo que significa ser madre –una idealización–, empieza el conflicto porque se puede generar una idea persistente de la maternidad sin medir las consecuencias del concebir, sin pensar en lo que se tiene que hacer para conseguirlo, más allá del bebe mismo y de lo que él necesitará a futuro», explica la psicóloga. Es en estos casos que se corre el riesgo de convertir el deseo en urgencia u obsesión.

CÓMO CONTROLAR EL DESEO

La psicóloga Patricia Tori sugiere:

-Reconocer cada etapa en la vida de una persona. «Una puede ser madre de muchas formas y ver sus frutos en el presente y el futuro. Procrear no es la única alternativa, pero si es tu deseo, que sea pensado».

-Recordar que tener un hijo es una decisión compartida.

-Comprender que tener un bebe significa darle lo mejor de sí: estabilidad, afecto y tiempo.

-No estresarse.

TENER UN HIJO

A los 20 años. Los expertos dicen que el pico de la fertilidad de una mujer se presenta a principios de su segunda década, biológicamente hablando, «los mejores diez años de la vida para concebir y llevar adelante un embarazo son los comprendidos entre los 20 y 30 años», refiere el doctor Luis Alberto Bernuy.

Además, a esta edad, tienes vitalidad para resistir el agotador ritmo de criar uno o más bebes. La desventaja es que a esta edad todavía estás definiendo tus objetivos profesionales y ello te puede abrumar.

Entre los 30 y 40 años. Tener hijos en este período puede ser una ventaja desde el punto de vista económico y práctico. «Es posible que tengas ingresos más altos y más ahorros que a los 20, porque has tenido más tiempo de establecerte en el mundo laboral», indica el galeno, pero desde el punto de vista biológico reproductivo ya se presentan algunos problemas, sobre todo cuando se acercan a los 40 años. A partir de los 35 otras anomalías congénitas empiezan a preocupar más, explica Bernuy, por eso los especialistas recomiendan que las mujeres que superen esa edad se hagan, durante el embarazo, estudios de rutina «como la amniocentesis, el análisis de vellosidades coriónicas u otras pruebas fetales detalladas». Los índices de abortos espontáneos también aumentan lenta pero ininterrumpidamente a medida que la mujer envejece, como también lo hacen las complicaciones relacionadas con el embarazo. Una mujer de más de 35 años tiene mayores probabilidades de tener un embarazo ectópico que una mujer de menos años. No es un dato alarmista, pero sí se debe tomar en cuenta.

Después de los 40 años. En las mujeres embarazadas mayores de 35 años se presenta más frecuentemente la diabetes, hipertensión arterial u otras enfermedades médicas que complican el embarazo. A los 40 años el riesgo de abortos espontáneos es de 35% y a los 45, 53%. Si piensas que te gustaría tener hijos, pero no estás lista aún, podrías considerar congelar tus óvulos.

«Si bien tus probabilidades de un embarazo saludable declinan en los últimos años de la década de los 30 y los 40, tus chances de éxito con técnicas de reproducción asistida son mucho mejores con óvulos más jóvenes. Algunas mujeres han considerado congelar sus óvulos en caso de que tengan dificultad para concebir más adelante», finaliza Bernuy Chávez.

Tags Relacionados:

hijo

familia

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías