Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Actitud Viù

Taller de chocolatería: «En esta cocina nos sentimos libres»

Las internas del Establecimiento Penitenciario Virgen de Fátima quieren comprar un horno que les permita seguir trabajando

Taller de chocolatería: «En esta cocina nos sentimos libres»

Taller de chocolatería: «En esta cocina nos sentimos libres»

El taller abre de 9 a 5 desde julio de 2014. Hace poco, Pedro Miguel Schiaffino se interesó por los ñutos de yuca con cacao que preparan las alumnas. Ahí, en Chorrillos, ellas aprenden a temperar chocolate, a decorar y a construir un futuro distinto, para cuando vuelvan afuera. Afuera: un sitio donde están de moda los cupcakes y hay que aprender a prepararlos. Adentro: una escala temporal, la oportunidad de aprender algo nuevo.  La profesora es voluntaria, los insumos los pagan las alumnas mientras el negocio es rentable, la institución se preocupa de apoyar iniciativas que les permitan tener alternativas, equivocarse menos. Reciben pedidos al 2584298 y aceptan donaciones. La técnica  de control Razzo,  encargada de supervisar el taller dice, al despedirnos en la puerta: «a las mujeres no nos detiene nada: tenemos la imaginación, el  trabajo y el empuje. Eso nos transmiten las internas y eso transmitimos nosotras a ellas. Juntas somos un equipo».

Orme.  Es de la selva, de San Martín. Tiene cuatro hijos universitarios. Sus compañeras la reconocen como la líder del grupo. Sabe hacer zapatos. Hace ocho años está interna. Le gusta cantar rancheras. No le gusta discutir. Siente que ocho horas no le alcanzan para dedicarse al taller. 

«No me gusta estar desocupada. Creo que el estrés no existe para mí. Mis compañeras renegarán conmigo porque me gustan las cosas de calidad, limpieza, orden. Yo no quiero que piensen que porque estamos acá somos malas. Somos también seres humanos que nos hemos equivocado. A veces cuando estamos afuera estamos ‘trabajo, trabajo, trabajo’ y nunca nos damos cuenta de lo que tenemos, no te das tiempo para ti. ¡Quererte tú misma! Los problemas me duran un minuto, y eso es mucho».

 Patricia ZárateDirectora del E.P. Virgen de Fátima. Psicóloga y mamá de una joven de 15 años. Desea que a su hija le toque un país donde sea posible confiar en los demás y la palabra valga siempre. Espera que las empresas se animen a apoyar la iniciativa del taller.   

«El desafío más grande de las mujeres que trabajamos con mujeres es escucharnos todas. Escuchar de verdad, no de compromiso y entenderlas: una se siente bien cuando alguien escucha, te sientes importante...»

ROSARIOTiene 36 años y un único hijo de 13 que es la alegría de su vida. Sus compañeras dicen que tiene buenas manos para la repostería. Planea ayudar a sus hermanos con el negocio de transporte que su papá les heredó al morir.

«Todas aquí tienen su carácter, como dicen, son bravas. Pero hemos hecho un buen equipo que se comunica. Se dicen las cosas como son y si alguien se molesta, a callar y esperar que pase su cólera y decirle que está fallando. Tratamos de unirnos porque si una falla, es como si falláramos todas. Quisiera que mi hijo diga que soy una buena madre, que he aprendido a sobrevivir en este lugar, que soy fuerte».

Mónica J. BurlandoEstudió Derecho.  Egresada del Cordon Bleu Perú y educadora internacional en aplicación de uñas acrílicas. Es chalaca, casada, inquieta y tiene una hija de 7 años. Su esposo la anima a dedicarse a lo que le entusiasma. 

«Después de la clase en Fátima llego a mi casa cargada de pilas. Ayudar a otras mujeres te llena de buenas vibras. En este país hace falta que nos ayudemos entre todos».

Dani Acaba de cumplir 35 años y es la primera vez en 5 años que lo celebra. Aprendió a cocinar a la fuerza, cuando quedó huérfana y debió cuidar a sus hermanos. Le gustaría que digan que venció la adversidad. Quiere recorrer Lima en tren eléctrico, tener un negocio propio y comer frente al mar.

«Cuando hubo la posibilidad dije: tengo que aprender chocolatería antes de irme. Todo me va a servir, ¿quién sabe?, tal vez descubro mi pasión.Aquí descubres que todo en la vida se puede si encuentras la voluntad de levantarte cada día».

MaryTiene 40 años y es de Tingo María. El taller de chocolatería le recuerda los olores de su tierra. Dice que, con concentración, cualquiera de las tareas del taller es fácil. Es posible que sea la profesora de la siguiente generación en Fátima.

«En realidad todo es fácil aquí si una se esfuerza y se concentra».

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías