¿Cómo no volverse loco con la muda de pelo?

¿Tienes uno de esos perros que parecieran botar pelo con apenas mirarlo? Informarte te ayudará a pasarla mejor

¿Cómo no volverse loco con la muda de pelo?

Por Andrea Carrión / WUF

Hace unos días, conversando con la dueña de un Bulldog Francés, me contaba que su adorado Bruno no da un paso sin dejar una alfombra de pelos debajo de él. No lo comentaba como algo anecdótico, sino como una situación frustrante que no sabe cómo manejar.

Lo primero que hay que entender para empezar a lidiar con este problema –y evitar abandonos por hartazgo- es que la muda de pelo es estacional y se da particularmente en la primavera.

Pero, ¿por qué pierden tanto pelo? Es un ciclo natural y va a depender de la raza -o mezcla de razas-, de la genética, de las hormonas, del ambiente en el que vive, del nivel de estrés, de su estado de salud y también de su propensión a las alergias. 

En los perros, cada folículo contiene varios pelos, a diferencia de los humanos que tenemos un pelo por folículo. Entonces, cuando el pelo antiguo deja de crecer, es cuando cae y crecen otros más fuertes. El pelaje en el conjunto de pelos protege al animal contra la humedad y lo ayuda a regular su temperatura corporal. Esta consiste en tres partes: la capar externa, la capa interna y los bigotes.

Hay razas que pierden más pelo que otras. Antes de adquirir un perro, asegúrate de saber bien cuáles son: Labrador, Chuhuahua, Husky Siberiano, Rottwheiler, Pastor Alemán, San Bernardo, Cho Chow, Carlino, Corgi, Golden Retriever y Border Collie. Y bueno, si decides adoptar a uno de raza mixta, solo te queda aceptar lo que venga pues no hay forma de advertir si será un alto o bajo contribuidor a la alfombra del hogar.

Lamentablemente, no es posible interrumpir este ciclo natural, pero hay ciertas cosas que puedes hacer para minimizar su impacto en tu hogar:

-Evaluar si los motivos por los cuales está perdiendo pelo están relacionados con alergias. Un buen tratamiento, como baños medicados, por ejemplo, puede ayudar a minimizar la cantidad de pelo perdido.

-Existen perros que no pierden tanto pelo y que algunos denominan hipo alergénicos. Ésta es una buena alternativa, pero por favor, si decides incorporar uno a tu familia, que no sea en reemplazo del otro, hay formas de regular el problema.

-Asegúrate de que su dieta sea balanceada y de alto nivel nutritivo. Altos niveles de proteína animal, baja concentración de granos y mucho Omega 3 es una buena combinación pues fortalece el pelo.

-Así como con los humanos, en los perros el estrés también juega un rol fundamental en la perdida de pelo. Sé fiel a su rutina y evita darle motivos que lo estresen, como maltratarlo, dejarlo en la calle muchas horas, exponerlo a temperaturas extremas, despojarlo de agua o comida, encerarlo o privarlo de atención, entre otras cosas.

-Por más harto que estés, no lo rapes. Sin su pelo, estará desprotegido y tanto el sol como la humedad puede afectarlo, incluso provocarle un cáncer de piel. Esa no es una solución, además, eventualmente le volverá a crecer. Es cierto que hay perros que no tienen pelo, pero esa es su naturaleza y están preparados para ello, aunque también necesitan de cuidados especiales.


Tags relacionados

perros

Pelo

Mascotas

Wuf