Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Consultorio

Tu mascota y tú ante una emergencia

Aquí algunas medidas de prevención básicas que te guiarán sobre cómo actuar antes y durante un desastre natural

Por Andrea Carrión / WUF

Ahora que la lluvia cayó, que el huaico arrasó y que las calles y viviendas se inundaron es cuando empezamos a pensar en qué podríamos haber hecho mejor para moderar tanta destrucción, o incluso para evitar tantas muertes.

Desde esta esquina de WUF, en la que nos encargamos de compartir información que le permitan a las personas ofrecerle una mejor calidad de vida a sus mascotas, aprovechamos esta oportunidad para compartir algunos consejos de médicos veterinarios que apuntan a prevenir accidentes y/o pérdidas.

Lo primero que se recomienda es armar una mochila de primeros auxilios con productos de primera necesidad. Si tienes mascota, incluye alimento balanceado, agua, una correa y al menos un plato. Y si tu animal tiene alguna enfermedad crónica, también sería bueno incluir los medicamentos que suele tomar.

La mochila debe rellenarse completamente después de su uso para que nunca nos falte nada ante una emergencia y debe de colocarse en un lugar alto y de fácil acceso cerca a la puerta de la vivienda. No está de más incluir un inventario escrito.

Es importante que todos los perros y gatos tengan una correa con placa que tenga información como su nombre y un número de contacto. Un microchip es ideal. Cuando ocurren desastres naturales, ellos también entran en pánico al escuchar todos los gritos de las personas y es muy probable que terminen perdiéndose en medio del caos. Una forma de identificarlo y de ubicar a su familia podría evitar que se pierda para siempre.

Una de las historias más desgarradoras que hemos escuchado en torno a perros durante el reciente pase de los huaicos es que algunos, al ver que sus familias eran trasladadas a zonas más seguras, no dudaban en seguirlos al punto de saltar al río con la idea de nadar a su encuentro. Lamentablemente eso ha provocado que varios se ahoguen o que terminen varados en zonas desconocidas para ellos.

Panchita se llama la perrita que fue rescatada por trabajadores de Sedapal en la bocatoma de La Atarjea.

Panchita (en la foto) es la perrita que fue rescatada moribunda por obreros de La Atarjea mientras hacían trabajos de limpieza en una bocatoma. Ella es una excepción a la regla. 

Si ves un animal desesperado y con intensiones de lanzarse al huaico, mantén la calma y evita arrojarle piedras y gritarle para disuadirlo –como ha estado sucediendo en algunos casos-, eso solo hará que los perros entren en pánico y los haga actuar más rápido Lo más recomendable es decir una palabra firme para que espere a ser reubicado una vez que se termine con las personas.

Al momento de rescatar mascotas, no soltarlos inmediatamente porque por instinto van a querer buscar a sus dueños o regresar a sus casas, y probablemente se tiren al río pensando en cruzar de regreso. Lo mejor es tenerlos un rato con correa o cualquier pita o soga.

Si te toca rescatar una mascota que está herida, los pasos a seguir son 1. Evaluar la gravedad de la herida (usar un bozal no está de más); 2. Limpiar la zona afectada con agua tibia y jabón; 3. Desinfectar la herida con un antiséptico general (clorhexidina, ácido hipocloroso); 4. Dejar airear y proteger la herida. De ser posible, utilizar un collar isabelino o algo que evite que la mascota se lama la zona afectada.

Es importante tener a la mano un teléfono de contacto, dirección exacta y horarios de atención de nuestro médico veterinario habitual y de la clínica veterinaria más cercana que esté abierta 24 horas.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías