“Siempre recomiendo ser tan vegano como sea posible”

Activista contra el consumo de proteína animal visitó Lima y habló de las razones secretas por las que consumimos carne

“Siempre recomiendo ser tan vegano como sea posible”

Melanie Joy presentó su libro "¿Por qué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos y nos vestimos con las vacas?"

 

Por Andrea Carrión / WUF

El pasado fin de semana más de 60 miembros de la comunidad vegana peruana se reunieron en Lima para escuchar a Melanie Joy, autora de "¿Por qué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos y nos vestimos con las vacas?", libro traducido a once idiomas.

Además de dictar talleres, Joy fue la oradora central de la conferencia “Acción estratégica en favor de los animales”. En ésta explicó la esencia del carnismo (carnism), término creado por ella y que define como el sistema de creencias invisible que condiciona a los seres humanos a consumir ciertos animales.  

En esta entrevista realizada antes de la conferencia, Joy, vegana desde hace 25 años, comparte un poco su filosofía y el objetivo de su movimiento.

 

Perú es el país número 38 al que llevas personalmente este mensaje...

Vengo con mi organización, Beyond Carnism, para hablar con activistas locales vegetarianos y veganos que quieran tratar este tema con el público y que sepan hacerlo de manera efectiva. La idea es compartir pautas para hacer un activismo eficiente y mejorar la forma en que transmitimos un mensaje de paz y respeto para todas las especies.

 

Tu libro tiene un título interesante: ¿Por qué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos y nos vestimos con las vacas? ¿Por qué sucede esto?

Por varias razones. Una de ellas es que, económicamente, las vacas y los cerdos son más rentables pues es mucho más difícil cazar tigres, por ejemplo, pueden morderte o matarte. Los herbívoros son menos propensos a pelear. Los humanos consumen a los animales más fáciles de controlar.

 

Ves el consumo de carne desde la psicología y la sociología. ¿Qué conclusiones puedes destacar de tu investigación?

Mucha gente se preocupa por los animales y no quieren que estos sufran, pero al consumirlos, están contribuyendo a su sufrimiento. El problema es que cuando estas personas conocen más acerca de vegetarianismo y veganismo, se vuelven resistentes, te dicen “no arruines mi almuerzo”.

 

¿Cómo hacer para que escuchen?

Haciendo que abran no solo sus cabezas, sino también sus corazones. Y es ahí donde hablo de carnismo porque para mucha gente es difícil apoyar la solución, la que es dejar de comer animales o reducir el consumo de estos, porque no son conscientes del problema. Una vez que lo son, es distinto. Y el problema no solo es la ganadería, sino esta mentalidad de carne que causa que las personas cierren su corazón y sus mentes.

Cuando hablas de carnismo, siempre mencionas las 3 ‘Ns’ de la justificación. ¿Puedes explicarlas?

El carnismo se sostiene usando defensas como validar el comer animales argumentando que es normal, natural y necesario. Éstas tres ‘Ns’ crean una serie de mitos para mantener fuerte dicha defensa. Otra forma de mantener el carnismo vivo es invalidando el veganismo y el movimiento social que lo cuestiona, eso hace ver que ser vegano no sea normal, ni natural, ni necesario. A los veganos se nos estereotipa como excesivamente emocionales, sentimentalistas o extremistas, lo mismo que se utilizó para silenciar a las personas que lucharon por la abolición de la esclavitud, por ejemplo.

 

¿Cómo hacer para mantenerse firme?

Reconociendo todos los mitos que crea el carnismo y la forma en que se estereotipa a los veganos. Nuestra sensibilidad es una cualidad de la cual debemos de sentirnos orgullosos, es una respuesta de las atrocidades que están sucediendo en el mundo... Felizmente muchos ya se están dando cuenta de que el veganismo no es una moda, sino una tendencia que refleja un cambio de consciencia y ya se están dando importantes cambios. El presidente de una de las principales empresas productoras de embutidos en Alemania, Rügenwalder Mill, dijo “Los embutidos son el cigarro del futuro”, refiriéndose al daño que tienen ambos en nuestra salud. Ahora también producen embutidos vegetarianos.

 

¿Cómo reprogramar la mentalidad carnística?

La meta del trabajo que hacemos es crear consciencia. No le decimos a la gente qué comer, queremos que sean capaces de elegir libremente lo que consumen pues sin consciencia no hay libertad de elección. Así actuarán, en la medida de sus posibilidades, según lo que realmente sienten y no según lo que les han enseñado. Y vale recalcar que cuando una persona hace cambios sustanciales en su vida que requieren compromiso y valor, suele venir como resultado de un proceso doloroso. Normalmente, la gente hace lo que es fácil, hasta que duele seguir haciéndolo.

 

Carne y salud

 

¿Los seres humanos necesitamos consumir proteína animal?

Ha habido una inmensa cantidad de evidencia que ha salido en los últimos 5 años que demuestra que comer proteína animal es malo para nuestra salud. Entonces ya ni siquiera es si necesitamos proteína animal, sino que necesitamos evitarla o al menos minimizar su consumo. Actualmente, en los Estados Unidos, hay un movimiento de profesionales de la salud e individuos que están promoviendo el veganismo por motivos de salud. Hoy se sabe que una dieta basada en proteína animal está conectada a ciertas enfermedades que son de las más comunes, como problemas del corazón, presión arterial alta y cáncer. Se ha comprobado que una dieta basada en plantas puede revertir esos diagnósticos en muchos casos.

 

¿Cómo lidiar con el aislamiento social que vegetarianos y veganos experimentan, particularmente en países fuertemente carnívoros como Perú?

Veganismo no solo es una filosofía de vida, es un movimiento de justicia social. El movimiento vegano es un movimiento joven, es uno de transformación y está en su etapa temprana, así como lo fue el movimiento de derechos civiles. Eso hace de las personas veganas pioneras y como tales, requieren de mucho valor para vivir y hablar su verdad en la cara de la inmensa presión para conformarse con las formas carnísticas de la actualidad. El reconocer que eres un pionero de este movimiento ayuda y pese al reto que representa, es algo de lo que debemos de sentirnos orgullosos.

 

¿Cuál es tu experiencia? ¿Cuando decidiste ser vegana?

Durante varios años hubo episodios que me fueron haciendo más consciente sobre la verdad de consumir proteína animal, pero recién en 1989 (yo tenia 23 años) me volví vegetariana luego de ser internada en el hospital gracias a una infección que agarré por comer una hamburguesa contaminada con bacterias. Dos años después me volví vegana. En esa época no había mucha consciencia sobe el tema y la gente de mi familia creía que era extrema.

 

¿Qué fue lo más difícil de dejar?

Lo último que dejé de comer fueron los lácteos. Y aquí debo de mencionar algo importante. Cuando hablo con gente interesada en el veganismo, siempre recomiendo que sean tan veganos como les sea posible. Siempre les hablo de la importancia de ser un ‘aliado del veganismo’, es decir, alguien que cree en la filosofía vegana, pero que aún no está listo para ser 100% vegano. Por ejemplo, un periodista que cree en esta filosofía es el perfecto ejemplo de aliado del veganismo pues comunica de qué se trata y con eso ya hace mucho por los animales.

 

¿Qué tan vegana eres?

No como animales ni visto animales, pero lo segundo también fue un proceso. Una vez más, siempre sugiero que sean lo más veganos posibles. Lo perfecto es enemigo de lo bueno, por eso normalmente cuando la gente quiere ser perfecta, termina renunciando pues es mucha presión. Finalmente, no se trata de dónde estás parado, sino del camino hacia el cual te diriges.

 

Veganismo: es una alternativa al consumo y dependencia de los productos como la carne, el pescado, los lácteos, los huevos, la miel, los productos derivados de los animales, y otros artículos de origen animal como el cuero y las pieles.

Vegano: persona que no consume alimentos que provengan del mundo animal. Eso incluye carne, aves, pescado, huevos, lácteos, miel. También incluye productos hechos con animales como ropa, zapatos, carteras, cosméticos, etc.

 

El dato: en Perú hay alrededor de 10 restaurantes veganos y más de 40 vegetarianos.

 

Melanie Joy es una psicóloga con doctorado en al Universidad de Harvard, profesora de psicología y sociología, oradora internacional y creadora de Beyond Carnism. Para más información, visítala en Facebook.

 

Melanie Joy (Beyond Carnism) y Tobias Leenaert (estratega vegano) visitaron Lima gracias a Proyecto Libertad, la Escuela Vegana de Lima, Green Advisor y la

Universidad Peruana de Arte Orval.