Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Noticias

Tu vanidad podría costarle caro a ‘Fido’

Además de incomodarla, vestir a tu mascota en verano puede causarle alergias y acalorarla, aunque a veces es necesario

Andrea Carrión / WUF

A medida que crece la controversia sobre si vestir o no a nuestras mascotas, paralelamente aumenta el número de personas que inicia un negocio de prendas para animales, igual que el número de personas que las compra.

Está bien, sacar a tu perro vistiendo una chompita de cocos puede ser adorable. ¿Y qué tal llevar al parque a tu mini pig modelando su vestido de princesa? Ambas situaciones pueden resultar muy graciosas y coquetas, pero también podrían ser peligrosas según la forma, talla, material y, en especial, la época del año.

La médico veterinario Micaela Vizquerra es de las personas que no recomienda vestir a nuestros perros, gatos, conejos, cerditos, etc., a menos que sea necesario por cuestiones de frío o por protección al momento de exponerlos al sol por largas horas, como cuando lo perros salen con sus dueños a hacer largos paseos por la playa, el campo o la montaña.

“En ese caso es importante buscar ropa que no genere alergias y que sean especiales para ejercitarse. Hay prendas que son reflectivas y con protección contra rayos ultravioleta. Son ideales para hacer deportes, lo mismo si haces caminatas largas con tu perro”, señala Vizquerra.

Además de ser incómodo, para un animal tener una prenda de lana, de frazada o de tela gruesa encima puede provocar serias alergias y elevar la temperatura corporal, algo que en situaciones extremas puede ser peligroso pues, dependiendo del animal y del lugar, podría provocar un golpe de calor.

Esto es algo que se toma muy en cuenta al momento de enseñar el taller Dog Fashionista en el Instituto de Moda y Diseño MAD. Giovanna Huaycochea, directora académica de dicha escuela, explica que siempre se guían por tres principios:

-Si la mascota no tiene pelo, ponerle prendas de algodón 100% hipo alergénicas.

- Si decides ponerle un vestido o disfraz para una ocasión especial, que sea lo más veraniego posible.

-Los zapatos son muy útiles, pero cuidado con los materiales de invierno.

“El verano limita mucho por el calor y las mascotas con pelaje no deben usar telas muy gruesas, algunas no deben de usar nada. Por otro lado, hay perritos, como el Perro Peruano, que necesitan un cuidado especial por su tipo de piel y hay quienes les ponen ropa muy ligera para protegerlos del sol, además de usar bloqueadores solares especiales”, comenta Huaycochea. “Nosotros recomendamos politos especiales de material hipo alergénico, el algodón delgado, pima o camisa delgada de hombre o estilo ropa deportiva. Lo importante es que sea delgada y no pegada al cuerpo”, agrega.

Parte de la vestimenta son los zapatos. En hora punta, el suelo se calienta tanto que para una persona es difícil mantener la palma de la mano más de 5 segundos, imagine lo que sentirá un animal que pasea con correa por pistas y veredas sin muchas opciones de aliviar sus patas. 

Aquí Huaycochea recomienda reemplazar las botitas y zapatos invernales por zapatos delgados o descartables, como los que ha visto hacer a algunas amigas usando tela y pabilo, y envolviendo las patitas como si fueran un canapé.

Y bueno, si tienes una mascota que no soporta la ropa y te matan las ganas de distinguirlo con alguna gracia, siempre tendrás a la mano accesorios como collares y arneses; son delgados, frescos, fáciles de poner y sacar, e incluso los puedes personalizar.

“Hay que ingeniárselas. Todo dependerá del tipo de animal que tengas. Lo importante es no forzarlos para nada con algo que no se sientan cómodos pues vestirse no es natural para ellos”, agrega Huaycochea.

Prenda creada por alumnos del taller Dog Fashionista, del Instituto de Moda y Diseño MAD.

TENER EN CUENTA

-Antes de vestirlos, estar atento a la temperatura del ambiente, sea en interiores o exteriores.

- La industrialización de la prendas para mascotas lleva a muchos fabricantes a priorizar margen por calidad y al final quien sale más afectado es la mascota. Hay que tener mucho cuidado con el material de la prenda y/o accesorio.

-Evaluar si tu mascota es alérgica o no a la ropa que le quieres poner.

-Tomar en cuenta tipo, tamaño y personalidad del animal.

-Comodidad y movilidad.

-Objetivo de la prenda. Cuidado con humanizar demasiado a tu mascota, ésta podría salir perjudicada sin que te des cuenta.

-Por último, siempre lava las prendas de tu mascota.

Otro dato

La ropa para perros puede llegar a ser algo necesario para animales pequeños, de poco pelaje o sin pelo durante esos inviernos crudos, ya que muchos viven en lugares que no son afines a su naturaleza -un Perro Peruano en Siberia o un Boyero de Berna en Jamaica, por ejemplo-, y pueden sufrir si no se toman las medidas del caso. Pero el verano es otro cuento y más vale priorizar comodidad y seguridad, y dejar de lado la vanidad, al menos por unos meses. 

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías