Domingo, 26 de marzo de 2006
Cuestionan que FAP compre piezas de MiG-29 a empresa de Polonia

Informe 4 Seguridad en el aire 
Sectores de la Federación Rusa señalan que la FAP viene comprando repuestos de aviones de combate a una empresa de Polonia que no tendría los certificados de seguridad de los fabricantes



Durante el 2005, la FAP ha gastado cerca de US$1 millón en la compra de repuestos para aviones de combate MIG--29 y Sukhói 22 y 25 a la empresa FTH Ankol de Polonia, cuestionada por presuntamente carecer de los permisos y certificados de Rusa, país fabricante y dueño de esa tecnología.

De acuerdo con fuentes de ese país, FTH Ankol no es fabricante de repuestos para MIG--29 y Sukhói y tampoco tiene los permisos de las empresas diseñadoras, necesarios para garantizar la seguridad en los vuelos. ¿De donde saca FTH Ankol lo que vende al Perú?

Una hipótesis planteda a El Comercio es que FTH Ankol posiblemente se encuentre vendiendo al Perú lotes de repuestos almacenados de aviones MiG--29 y Sukhoi 22 y 25 que Polonia pudo heredar del Pacto de Varsovia hace años y que actualmente se encontrarían en proceso de ser dados de baja y reemplazados por material de tecnología occidental.

Consultado al respecto y haciendo gala de suma diplomacia, el embajador de la Federación Rusa, Anatoly Kuznetsov, sostuvo lo siguiente: "los representantes de FTH Ankol no han venido (a la Embajada) y no han mostrado nada. Yo les digo que hay que tener la licencia de esos productos para tener una mayor seguridad (en los vuelos). Hay que saber si esa empresa tiene o no las licencias, porque pueden haber complicaciones, al tratarse de tecnología especial y delicada".

Y agrega: "Al tratarse de helicópteros y naves muy sofisticadas, no hay que olvidar el país de procedencia, el lugar donde se fabricaron. En ese sentido, siempre es mejor y seguro comprar el produto del productor".

La FAP señala que hizo las compras de repuestos a FTH Ankol bajo el amparo de la directiva 70--2. Esa norma de la FAP señala que en los concursos de adquisiciones y compras debe ser invitado obligatoriamente el fabricante de los repuestos o el taller autorizado. Fuentes de la Federación de Rusia niegan que eso haya ocurrido.

FAP CONOCE LOS HECHOS
En el Perú, un representante de Rosoboronexport, empresa de la Federación Rusa que centraliza las ventas de material de guerra, sostuvo a El Comercio que el director general de RSK--MiG, Anatoly Fedorov, envió una carta oficial a la FAP para alertar que FTH Ankol se encontraba vendiendo repuestos al Perú sin los permisos del productor, pero no hubo una respuesta satisfactoria.

La fuente sostuvo que "RSK--MIG hizo un programa de reparaciones para la Fuerza Aérea de Polonia en el 2005, lo que fue aprovechado por FTH Ankol para actuar independientemente, ofreciendo servicios a otros países, violando la propiedad intelectual de los fabricantes".

Y agrega: "Polonia firmó con Rusia un acuerdo de destino final para los repuestos, lo que no se viene cumpliendo. Hay leyes internacionales que prohíben la venta de repuestos y material de guerra a terceros".

TRABAJOS PARA LA FAP
Lo cierto es que la FAP ha organizado concursos internacionales en los que FTH Ankol ha resultado ganadora por adjudicación.

Si bien es verdad que ciertos repuestos y accesorios (transistores, pernos, filtros, focos y otros) no necesariamente requieren de certificados y pasaportes para ser comprados, lo adquirido por la FAP a FTH Ankol no parece ser precisamente cosa menuda, considerando los precios pagados.

Por ejemplo, la FAP compró a FTH Ankol un lote de "repuestos de avión de guerra MIG--29" a US$173.000 y "repuestos para Sukhói 25" por US$174.882.

De acuerdo con el Servicio de Abastecimientos Técnicos (Sebat) de la FAP, en el rubro de "reparación--overhaul de partes y accesorios de aeronaves de procedencia de la otrora URSS" se pagó a FTH Ankol la suma de US$99.210. Por "repuestos para motores RD--33 de MIG--29" la FAP invirtió US$29.882. Y adquirió "paracaídas de frenado para MIG--29" a un costo de US$87.000.

Y bajo el sistema de pago por "transferencia bancaria" a FTH Ankol, la FAP compró accesorios para aviones de combate Sukhói 22 por US$71.305.

LOS COSTOS SON MENORES
Fuentes de la FAP aseguran que esas compras se han hecho a Polonia porque los costos son menores. Por cierto, las piezas de aviones de combate que no son compradas al diseñador--fabricante siempre van a tener un costo inferior. ¿Será porque carecen de los correspondientes avales de seguridad?.

En ese sentido, un representante de RSK--MIG sostuvo que los repuestos que FTH Ankol vende a la FAP son muy baratos porque "son almacenados desde los tiempos de la antigua URSS. Se puede definir a FTH Ankol como una empresa que consigue repuestos para luego venderlos a otros países, pero sin garantizar su utilidad".

Lo cierto es que comprar y vender equipos de guerra no es tan sencillo como se cree. La seguridad en los vuelos es fundamental.

DESCARGOs DE ankol

Contactado por El Comercio, Piotr Nawrocki, cónsul de Polonia en Lima, sostuvo que FTH Ankol "ha participado en varias licitaciones de las Fuerzas Armadas del Perú, contando con los permisos necesarios de Polonia para comercializar material y repuestos de tipo militar".

Sin referirse a la Federación de Rusia, el cónsul de Polonia sostiene que los repuestos entregados a la FAP contaban con certificados y documentos emitidos por los fabricantes: "Si el cliente de la empresa FTH Ankol, o sea la FAP, ha considerado que esos documentos no eran satisfactorios o se prestaban a dudas sobre su origen, debieron ser objetados, cosa que no se dio".

FAPA NIEGA IRREGULARIDADES
Voceros de la FAP confirmaron tener nexos comerciales con FTH Ankol, pero negaron que los equipos y repuestos comprados sean un peligro para la seguridad de los vuelos: "Son repuestos que se encuentran en el stock de FTH Ankol, pero que han sido fabricados en la Federación Rusa".

Manifestaron algo sorprendente: Que FTH Ankol, con el perfil de ser una empresa intermediaria, cotizaba precios muy inferiores a los ofrecidos por los fabricantes de la Federación de Rusia.

Sobre los permisos y certificados exigidos por la Federación de Rusia, señalaron que bastaba con que FTH Ankol tuviera el visto bueno de Polonia para vender repuestos y piezas a la FAP.

De igual modo, negaron conocer que el director de RSK--MIG haya enviado una carta al alto mando de la FAP para dar a conocer su malestar por las actividades comerciales sostenidas con FTH Ankol.

"He pedido al ministro de Defensa que se ponga en contacto con la Federación Rusa, a nivel de gobierno a gobierno, para determinar en qué medida los equipos que tenemos pueden ser repotenciados".
Alejandro Toledo
Diciembre del 2002

Orazio Potestá



¿En que debería diferenciarse la campaña electoral de la segunda vuelta (si la hay) respecto de la primera?
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa