Sábado, 22 de abril de 2006
Punto de vista: Centenares de Hiroshima

Por Modesto Montoya, presidente del IPEN
En la madrugada del 26 de abril de 1986, la explosión en un reactor nuclear de la planta de Chernobyl significó uno de los peores accidentes tecnológicos del siglo XX. La causa fue una increíble serie de errores humanos de operación y un diseño de la planta que no tomaba debida cuenta de la seguridad tecnológica.



Las sustancias altamente radiactivas existentes en el núcleo del reactor fueron expulsadas al ambiente y, acarreadas por el viento, se dispersaron en Europa, contaminando todo: ríos, lagos, plantas y tierras de cultivo. La explosión de Chernobyl, sin ser nuclear, significó, en términos de contaminación, centenares de Hiroshima. Luego de la explosión, en Chernobyl se recibía una dosis radiactiva centenares de veces superior a la máxima recomendada para el público en un año.

Territorios de Ucrania, Rusia y Bielorrusia --el todo equivalente a un cuarto del territorio peruano-- quedaron contaminados con cesio 137, radioisótopo que tiene una vida media de 30 años. Los 400 mil trabajadores que se encargaron de la limpieza cayeron enfermos, con síntomas de fatiga, apatía y decrecimiento de glóbulos blancos.

Unos cuatro mil trabajadores inhalaron iodo 131 --radioisótopo que tiene una vida media de ocho días-- con una dosis del doble a la máxima recomendada para la tiroides. Como consecuencia, sufrieron inflamaciones crónicas a la tiroides y hubo casos de cáncer en una tasa mayor que la existente antes del accidente.

Hasta mediados del año 2005, unas cincuenta muertes son atribuidas al accidente mismo, casi todas de trabajadores que recibieron una intensa radiación en el momento del accidente.

El accidente de Chernobyl dio lugar a congresos en los que se hizo profundas revisiones en la tecnología nuclear. Veinte años después, luego de experimentar los efectos de la contaminación y el calentamiento global, causado por la quema de combustible fósil, las potencias vuelven a pensar en la energía nuclear como solución al problema energético.






¿Qué se debe hacer para acabar con los contrabandistas?
4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa