Viernes, 23 de junio de 2006
Cientos de fieles acompañaron imágenes de sus santos patronos
Las procesiones tienen lugar ocho días después del Corpus Christi. Quince parroquias de alrededores de la Ciudad Imperial participan en fiesta

Por estos días, Cristo reúne a sus quince santos y vírgenes más cercanos en la Catedral del Cusco y les pregunta: ¿Cómo se han comportado sus fieles? "Pelean mucho y por tonterías", se queja el patrono Santiago, montado en su caballo blanco. San Cristóbal, en cambio, se vanagloria de las flores y la fe que le depositan cada fin de semana. Los cusqueños dicen que en esta conversación participan quince imágenes traídas de igual número de parroquias de los alrededores cusqueños.

Ayer, luego de ocho días de encierro y como lo manda la costumbre, todos los santos volvieron a sus lugares de origen tras una procesión en la Plaza de Armas. Las banderolas, los cirios, las flores, el incienso y la mirra, la comida, la alegría y devoción se mezclaron en un solo aroma de religiosidad y sincretismo que recuerda cómo la Iglesia Católica empezó a transformar las costumbres incaicas más arraigadas.

Según el investigador Jorge Flores Ochoa, las imágenes de Santiago Apóstol representan al dios rayo o trueno, y la Virgen Purificada el culto al agua. Refirió que, de acuerdo con la tradición, los dientes de la imagen de San Cristóbal son originales o humanos y pertenecerían a uno de los últimos monarcas incas. No quisimos comprobarlo por nuestra cuenta, pero tampoco hubiésemos podido: el gentío era tan grande que apenas se podía caminar.

Don Amílcar está postrado de rodillas y no le importa arrastrarse por el suelo empedrado de la Plaza de Armas, con tal de despedir a Santa Ana, aquella que lo libra de los dolores fatales de una artrosis múltiple. A Mariana no le preocupa comerse un chiriuchu (ají con cuy y maíz tostado) en plena calle Saphi. A los turistas despistados con cámaras en mano tampoco les perturba la masa de gente que pasa de un ensayo del Inti Raymi a una misa por la tarde con aroma a redención. A unos niños les interesa más pelearse por las bases de unas andas que rezar con recogimiento. Cada uno está en lo suyo.

UN POCO DE HISTORIA
Esta fiesta fue inventada en el medievo en la Europa Central. De allí pasa a España y llega al Perú con la Conquista. El Inca Garcilaso de la Vega en sus "Comentarios Reales" cuenta que, antes de 1560, se realizaba esta procesión, aunque su institucionalización definitiva fue durante el gobierno del virrey Toledo.

La celebración en junio coincide con un tiempo ceremonial de amplia difusión en los Andes: la aparición de las Siete Cabrillas que marcan la culminación de las labores agrícolas, vinculadas con la papa y el maíz. Asimismo, se relaciona con el inicio del Año Nuevo andino. Desde entonces, el Corpus Christi ha variado muy poco. Y los fieles, lo agradecemos de corazón.

MÁS DATOS
4 La hostia consagrada, es decir el Corpus Christi, se guarda en una custodia de oro macizo de 26 kilos y 1,20 metros de alto.

4La Iglesia Católica lo celebra 60 días después del Domingo de Resurrección, en el cual se recuerda la institución de la Eucaristía.

4Lo santos que salen son: San Antonio Abad, San Jerónimo, San Cristóbal, San Sebastián, Santa Bárbara, Santa Ana, el Patrón Santiago, San Blas, San Pedro, San José, la Virgen de la Almudena, la Virgen de los Remedios, la Virgen Purificada, la Virgen de Belén y la Virgen Inmaculada.



Mayra Castillo Vásquez



¿La página web de la Municipalidad de su distrito le brinda información de utilidad?
4

Envíe su opinión



Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa