Sábado, 14 de octubre de 2006
Muerte de 4 dromedarios sería responsabilidad del veterinario


Necropsia revela que los animales sufrieron de bronconeumonía



Una presunta equivocación del veterinario Lorenzo Uribe en el diagnóstico del mal que aquejaba a los dromedarios de Ica habría inducido a ese especialista a ordenar el uso inadecuado de medicamentos que terminaron por ocasionar la muerte de cuatro de los diez dromedarios (el último falleció ayer) donados a Ica por el rey de Marruecos, Mohamed VI.

Así se desprende de los resultados obtenidos por especialistas del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) de Ica, quienes confirmaron que estos ejemplares fueron afectados primero por fuertes espasmos, diarreas y vómitos después de consumir pastos frescos. "Ese alimento era no apto y hasta resulta peligroso en la dieta de los dromedarios", reveló el regidor iqueño Mario Bonifaz Hernández, quien también es veterinario de profesión.

"Tras presentar un severo cuadro de infección estomacal, el médico encargado del control y cuidado de los animales ordenó el suministro de antibióticos y purgantes, lo que les originó diarrea y una severa deshidratación que derivó, a su vez, en un súbito descenso de la presión arterial en los animales afectados", afirmó Bonifaz.

Estas complicaciones --aseveró-- terminaron por congestionar los pulmones y la tráquea de los animales. Esto se confirma porque durante la necropsia se encontró líquido espumoso, que habría terminado por causar la asfixia de los animales.

Bonifaz señaló que, tras presentar este problema, el veterinario dispuso un tratamiento oral de los cuatro animales afectados, cuando este debió ser a través de la vía intravenosa (suero).

FALTAN DETALLES
El jefe de Sanidad Animal del Senasa-Ica, William Raffo Rejas, encargado de la necropsia de los animales, confirmó que los cadáveres presentaban un cuadro de bronconeumonía, mientras que en el estómago se les encontró sustancias extrañas.

"En el examen practicado al penúltimo dromedario muerto la noche del jueves se comprobó que este ejemplar se encontraba con tres meses de gestación", confirmó Raffo Rejas.

El especialista anotó que ha sido imposible conocer qué otros alimentos les proporcionaron a los dromedarios en las horas previas a su muerte. Otros detalles tampoco fueron aclarados debido a que el veterinario encargado del cuidado de estos animales no se presentó y tampoco participó en la necropsia.

Raffo remarcó, sin embargo, que se deben aguardar los resultados remitidos a los laboratorios del Senasa en Lima para conocer las causas que originaron estas muertes sucesivas.

Se confirmó que la dieta acostumbrada de estos ejemplares estaba compuesta por alfalfa seca, además de rastrojo de espárragos y alcachofas y comida balanceada.

SEPA MÁS
De cuidado
El gerente general de la Municipalidad Provincial de Ica, Luis Vila, confirmó que dos de los seis dromedarios que quedan vivos sufren de decaimiento, por lo que fueron instalados en una zona protegida del sol.

Piden ayuda
La comuna también ha solicitado apoyo a los veterinarios del Parque de Las Leyendas en Lima, así como a sus colegas del parque de Huachipa.





Tragedia del Fokker de Alianza Lima se pudo evitar. Opine.

4 Envíe su opinión


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa