Lunes, 6 de noviembre de 2006
Tradiciones: Un artista con identidad huanca


Ver más fotos

La obra del pintor y escultor huancaíno, ganador del concurso de blogs convocado por la BBC Mundo, despierta admiración en el extranjero. Su bitácora digital se llama "Todavía no pinto canas"



Por Jesús Raymundo

A sus 61 años, el pintor huancaíno Josué Sánchez se reconforta al escuchar las melodías que su último hijo Alvarito, de 9 años, ejecuta con su flauta o violín. Conserva aún su sueño de ser músico, que truncó al abandonar el Conservatorio Nacional de Música para cuidar a su madre enferma. Hoy, los colores que impregna en sus obras expresan el vigor de las notas musicales.

Sus murales se han convertido en sinfonías que se inspiran en la vida y la fe. En la pintura del Convento Franciscano de Santa Rosa de Ocopa (1993) representa el papel de las misiones en la Amazonía. En 1974, el mural con escenas religiosas de la iglesia de Chongos Alto (Huancayo) le abrió las puertas de Alemania. Pintó temas bíblicos en el Santuario de Missio (1983), la Iglesia de Litzelstetten (1983) y la Iglesia del Espíritu Santo (1984).

COSMOVISIÓN ANDINA
Vivió su infancia conversando con la naturaleza. Incluso con los espantapájaros, a quienes pintó incapaces de asustar. "Nunca comprendí el porqué de su nombre, si con sus manos de paja dan de comer a los pajarillos y bajo sus sombreros anidan los huevos". En el valle del Mantaro jugaba a ser escultor. Elaboraba animales de barro que una fábrica de tejas le solicitaba. Allí se enamoró también de los colores naturales de las mantas que su mamá tejía.

En la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional del Centro, donde estudiaba escultura, decidió ser pintor. Un día, le puso color a un dibujo que realizó sobre una escultura preínca. Al verlo, su maestro elogió el trabajo y lo alentó a seguir experimentando. Así, antes de terminar la carrera realizó su primera exposición de obras con técnica del acrílico. "Me preguntaron por qué pintaba. Un poco en serio y un poco en broma, contesté que era por fastidiar a los pintores".

Después viajó a Lima para exponer sus trabajos, siempre con temas de la cosmovisión andina. Pero su pintura plana y de gran colorido, sin perspectivas ni volumen, motivó las duras críticas de quienes asistieron a la inauguración. Sin embargo, la escultora Marina Núñez del Prado quedó cautivada y lo felicitó en voz alta. "Me dijo que solo un arte con identidad puede ser universal".

ESCULTOR DE COSTUMBRES
Durante su trayectoria ha producido más de dos mil pinturas. Buena parte de ellas se presentaron en galerías y museos del Perú y de países europeos como España, Alemania, Francia, Inglaterra y Suiza. También ilustró carátulas e interiores de más de cien libros de autores peruanos y extranjeros.

Convirtió plazas y parques principales de su natal Huancayo en galerías públicas para sus esculturas de estilo figurativo. En ellas utiliza la técnica del modelado y vaciado en granito concreto y fibra de vidrio. Uno de sus más importantes monumentos, "La madre", se exhibe en la plaza de Huamalí, en Jauja. El Parque de la Identidad en Huancayo alberga seis esculturas de representantes de la cultura huanca. Como la amistad, sus obras suelen quedarse en el corazón.l

EL DATO
Arte sin fronteras

Gracias a un concurso de blogs de la BBC Mundo, organizado por el Día Internacional de las Personas Mayores, el arte de Josué Sánchez ha recibido elogios de cibernautas de países latinoamericanos y europeos. Propuesto por su esposa Diana Casas, el artista huancaíno fue elegido entre 84 candidatos. Así, ha publicado cinco post en los que no solo cuenta aspectos de su vida familiar, sino también reflexiona sobre los valores del mundo andino, que tanto ha investigado. Quienes lo han leído han descubierto a un artista honesto, sencillo y comprometido con sus ideales.





¿Está usted de acuerdo con el proyecto de ley que regula las funciones de las ONG? Envíenos su opinión.
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa