Jueves, 11 de enero de 2007
Carlo Ponti: Adiós a la leyenda


Ha muerto uno de los grandes nombres del cine mundial. Su filmografía es el legado más preciado que puede dejar a la multitud de cinéfilos que han seguido de cerca su carrera

Por Alberto Servat

Carlo Ponti ha muerto. En Ginebra, rodeado por su familia. El funeral será realizado en la más estricta privacidad, ha comunicado un allegado, tal como fue su vida pese a la intromisión de la prensa amarilla .

A Carlo Ponti le debemos infinidad de películas. Supo abarcar todos los géneros y tendencias, lanzó estrellas y atravesó océanos. Produjo películas para Visconti, Fellini y Antonioni, e incluso supo imponerse en Hollywood. Pero como suele suceder con las figuras del cine que no son estrellas, su nombre permanece más ligado al escándalo de la época de su romance y matrimonio con Sophia Loren.

Sin Sophia Loren probablemente Carlo Ponti no habría logrado la notoriedad que hoy mantiene. Pero sin Carlo Ponti, probablemente Sophia Loren no habría pasado de ser figurante en la historia del cine italiano. Por supuesto, es una especulación, pero él modeló a la futura reina del cine internacional con sus propias manos. Fue Pigmalión de una Galatea que, en pocos años, supo liberarse de su sombra y escribir su propio capítulo en esta azarosa historia. No hay que olvidar tampoco que Sophia siempre fue agradecida y nunca, pese a los muchos rumores y pretendidos romances, lo dejó. Cincuenta años de matrimonio y dos hijos así lo confirman.

HOMBRE DE CINE
¿Qué tienen en común películas tan diferentes como "Doctor Zhivago" y "Une femme est une femme"? La primera es un clásico del cine a gran escala, una portentosa adaptación de una famosa novela y protagonizada por un elenco internacional. La otra, una comedia rebelde, inclasificable dentro de los parámetros habituales y a la que podemos referirnos como un ejemplo de la 'nouvelle vague'. Sin embargo, ambas fueron producidas por Carlo Ponti. Y aquí está la importancia de este hombre.

Carlo Ponti era un hombre de cine. Un visionario de la empresa capaz de creer y depositar su confianza en los más diversos artistas. Su capacidad para hacer realidad los proyectos fue quedando en claro desde el inicio de su independencia. Sin su aporte, muchas de esas películas que tanto admiramos ahora probablemente no se habrían realizado.

Su muerte nos entristece porque vemos partir a uno de los grandes de los viejos tiempos. Se va cuando ya la mayor parte de sus pares lo han hecho. Ha visto cambiar el espectro cinematográfico, pero su contribución permanece intacta. El genio detrás de los genios





¿Qué opina de la decisión del Congreso de archivar el proyecto de ley de pena de muerte para los terroristas?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa