publicidad publicidad Suscriptores

 
Actualizado a las 05:10:14 p.m. Lunes, 26 de marzo de 2007
Gabo: Soy un artesano que no sale de su sorpresa
4 Tras 26 años Perú logra clasificar a un Mundial
4 Concejo de Lima pide respeto para su autonomía
4 Luis Muñoz fue elegido nuevo líder del Sutep
4 Para 4 vacantes en TC hay 70 letrados aptos
El escritor colombiano Gabriel García Márquez, dijo que "ni en el más delirante de mis sueños, en los días en que escribía 'Cien años de soledad', llegué a imaginar que podría asistir a este acto para sustentar la edición de un millón de ejemplares". El autor fue homenajeado en el IV Congreso Internacional de la Lengua Española en Colombia.

Cartagena de Indias (dpa) .- El director de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha, le entregó este lunes al Premio Nobel de Literatura el primer ejemplar de la edición conmemorativa de la mítica saga de los Buendía en Macondo, preparada por la RAE y la Asociación de Academias de la Lengua Española, y publicada y distribuida en el mundo de habla hispana por el Grupo Santillana bajo su sello Alfaguara.

"Hoy las Academias de la Lengua lo hacen como un gesto hacia una novela que ha pasado ante los ojos de 50 veces un millón de lectores y hacia un artesano insomne como yo que no sale de su sorpresa por todo lo que le ha sucedido", indicó.

En la ceremonia estuvieron presentes los reyes de España Juan Carlos y Sofía, el presidente anfitrión Álvaro Uribe, el ex jefe de Estado estadounidense Bill Clinton y la esposa del escritor, Mercedes Barcha, así como su amigo mexicano Carlos Fuentes.

"Pensar que un millón de personas podían leer algo escrito en la soledad de mi cuarto con 28 letras del alfabeto y dos dedos como todo arsenal parecería a todas luces una locura", apuntó García Márquez, vestido íntegramente de blanco y largamente aplaudido por los asistentes al acto en el Auditorio Getsemaní del Centro de Convenciones.

"Pero no se trata ni puede tratarse de un reconocimiento a un escritor. Este milagro es la demostración irrefutable de que hay una cantidad enorme de personas dispuestas a leer historias en lengua castellana y por lo tanto un millón de ejemplares de 'Cien años de soledad' no son un millón de homenajes al escritor que hoy recibe sonrojado el primer libro de este tiraje descomunal", señaló el padre del realismo mágico.

"No sé a qué hora sucedió todo, sólo sé desde que tenía 17 años y hasta la mañana de hoy no he hecho cosa distinta que levantarme temprano todos los días, sentarme frente a un teclado para llenar una página en blanco o una pantalla vacía del computador con la única misión de escribir una historia aún no contada por nadie que le haga más feliz la vida a un lector inexistente", apuntó el autor.

"En mi rutina de escribir nada he cambiado desde entonces. Nunca he visto nada distinto que mis dos dedos índices golpeando una a una y a un buen ritmo las 28 letras del alfabeto inmodificado que he tenido ante mis ojos durante estos setenta y pico de años", dijo entre las risas del público.

Gabo festeja en 2007 una cantidad inédita de aniversarios redondos: 80 años de vida, 60 de la publicación de su primer cuento "La tercera resignación", 40 de la edición de "Cien años de soledad" y 25 de haber sido galardonado con el Nobel de Literatura.

"Hoy me tocó levantar la cabeza para asistir a este homenaje, que agradezco y no puedo hacer otra cosa que detenerme a pensar qué es lo que me ha sucedido", explicó el escritor y periodista nacido en 1927 en Aracataca.

"Los lectores de 'Cien años de soledad' son hoy una comunidad que si viviera en un mismo pedazo de tierra sería uno de los 20 países más poblados del mundo. No se trata de una afirmación jactanciosa, al contrario, quiero apenas mostrar que ahí está una gigantesca cantidad de personas que han demostrado con su hábito de lectura que tienen un alma abierta para ser llenada con mensajes en castellano. El desafío es para todos los escritores, todos los poetas, narradores y educadores de nuestra lengua", señaló.

Asimismo, el escritor evocó cómo surgió su novela más famosa, que lo llevó al reconocimiento universal: "A mis 38 años y ya con cuatro libros publicados desde mis 20 años, me senté ante la máquina de escribir y empecé: 'Muchos años después, frente alusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo'".

"No tenía la menor idea del significado ni el origen de esa frase, ni hacia dónde debía conducirme, lo que hoy sé es que no dejé de escribir ni un solo día durante 18 meses hasta que terminé el libro. Parecerá mentira, pero uno de mis problemas más apremiantes era el papel para la máquina de escribir".

A su vez evocó a Esperanza Araiza, una mecanógrafa de poetas y cineastas que había pasado en limpio grandes obras de escritores mexicanos, entre ellos "La región más transparente" de Carlos Fuentes. "Cuando le propuse que sacara en limpio la versión final, la novela era un borrador acribillado a remiendos, primero en tinta negra y después en tinta roja para evitar confusiones".

"Pero eso no era nada para una mujer acostumbrada a todo en una jaula de locos. Pocos años después ella me confesó que cuando llevaba a su casa la última versión corregida por mí resbaló al bajarse del autobús con un aguacero diluvial, y las cuartillas quedaron flotando en la calle. Las recogió empapadas y casi ilegibles, con la ayuda de otros pasajeros, y las secó en su casa, hoja por hoja, con una plancha de ropa", contó.

A su vez, apuntó que lo que podría ser motivo de otro libro mejor: "(contar) cómo sobrevivimos Mercedes y yo con nuestros dos hijos durante ese tiempo en que no gané ningún centavo por ninguna parte; ni siquiera sé cómo hizo Mercedes durante esos meses para que no faltara ni un día la comida en la casa".

En este marco, recordó que también por razones económicas se vieron obligados con su esposa a dividir en dos el envío en 1966 desde Ciudad de México de "Cien años de soledad" a Francisco Porrúa en Buenos Aires, y remitieron solamente una parte.

"Sólo después caímos en la cuenta de que no habíamos mandado no la primera sino la última parte. Pero antes de que consiguiéramos el dinero para mandarla, ya Paco Porrúa, nuestro hombre en la editorial Sudamericana, ansioso de leer la primera parte del libro, nos anticipó dinero para que pudiéramos enviarlo".



  Añade este artículo a tus marcadores favoritos menéame blinklist furl technorati del.icio.us Ayuda
4 MVLl prologará obra de 'Gabo'
4 'Gabo' y MVLl podrían "amistarse"
4 'Cien años... ', el 'Quijote americano'
4regresar



¿Cree que la situación de nuestro fútbol mejorará si Manuel Burga y su directiva salen de la FPF?
4 Deje su mensaje

Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa