“De los errores debemos seguir aprendiendo”, por Juan Miguel Jugo

Mentalmente Perú está para jugar ante cualquier equipo, pero existen errores que ya hemos visto en el Mundial que se repitieron en los últimos amistosos

Según datos estadísticos y lo visto en el campo de juego, Perú sabe llegar, pero no concretar

Por: Juan Miguel Jugo Rebaza

¿Ganar a los chicos o perder con los grandes? Es una de las reacciones que han tenido los hinchas después de los resultados adversos obtenidos por la selección en los últimos encuentros amistosos. El equipo de Ricardo Gareca ha demostrado en esta 'minigira' que puede jugar bien y gustar a la afición, pero que aún tiene un problema por resolver: ser más ofensivo frente al arco rival.

Perú es un equipo que sigue creciendo. Sin embargo, hay detalles que se pueden mejorar con miras a los próximos encuentros con Chile y Estados Unidos y ello estará vinculado al desenvolvimiento que realice en las áreas. Somos un conjunto que muchas veces arriesga el balón en salida y ello genera situaciones complicadas que muchas veces terminan en gol rival. Sucedió ante Francia, Holanda y Alemania, selecciones top que presionan mucho e intentan forzar el error del rival.

Los 'galos' son el mejor ejemplo de cómo resolver un partido en las áreas. En todo el Mundial, perdían la posesión por momentos, pero nunca fueron superados en defensa, y en ataque eran demoledores. El campeón del mundo no tuvo el juego de Alemania en Brasil, ni mucho menos de la España en Sudáfrica, simplemente fue efectivo.

Según datos estadísticos, Perú sabe llegar, pero no concretar. Ante Dinamarca consiguió cinco remates a puerta y ninguno terminó en gol. Con Francia tuvo dos y con Australia tres, de los cuales dos terminaron dentro del arco. En los amistosos frente a Holanda y Alemania la situación fue la misma, se tuvo minutos de buen juego, pero en las áreas no se pudo resolver, haciendo que la figura de Paolo Guerrero brille por su ausencia.

Otro factor señala que algunos jugadores que fueron al Mundial han ido perdiendo continuidad en sus respectivos clubes. Edison Flores tuvo que dejar el Aalborg para ir al Morelia de México en busca de más minutos. El centrocampista que también juega de extremo ha disputado 29 partidos en el fútbol danés y logró marcar solo un gol.

Christian Cueva pasa por la misma situación. El volante no es el mismo del año pasado que se convirtió en la manija del cuadro bicolor. El ex Alianza Lima jugó 12 partidos con Sao Paulo en la última temporada y aún no es titular con el Krasnodar de Rusia (95 minutos en cinco cotejos), a ello se suma la poca trascendencia que tuvo en los amistosos, siendo uno de los más criticados.

¿Pero por qué siguen siendo titulares? La respuesta podría caer por su propio peso: Perú tiene un plantel corto. Si bien pueden sonar nombres como el de Cristian Benavente para vestir la Blanquirroja, Gareca ha optado por seguir con la misma base mundialista, sumando otros elementos del torneo local.

Otro punto importante es que aún no hay reemplazo para Guerrero. Ante los teutones y holandeses uno miraba a la banca y no tenía un referente de área como lo es Paolo, quien hasta el momento es inamovible del esquema de Gareca.

La tarea para octubre sería la siguiente: seguir observando jugadores del medio local o del extranjero que tengan continuidad y quizá podamos encontrar nuevos valores como lo fueron en su momento Flores, Polo y Ruidiaz en 2016. Para ello se debe seguir mejorando el torneo peruano y haciendo que nuestros futbolistas migren hacia un fútbol competitivo, tengan minutos y demuestren sus habilidades, para que el ‘Ojo de tigre’ de Gareca los llame a vestirse de rojo y blanco.

Lo más visto
Más en deporte-total