Caos no da tregua en Vía Expresa: construcciones agravan congestión

Un carril fue cerrado en sentido de sur a norte, a la altura de la avenida Ricardo Palma. Vecinos denuncian robos en la pista auxiliar

Debido a las obras, los conductores pueden demorar hasta 15 minutos para cruzar un kilómetro de la vía. Este problema se registra a toda hora del día. (Rolly Reyna / El Comercio)

Por: Juan Guillermo Lara

Hasta hace poco más de un mes, el tráfico en la Vía Expresa era insoportable en las horas punta y en días laborables. Sin embargo, ahora la congestión es infernal hasta los domingos.

El problema se registra por ahora en el sentido de sur a norte, desde Barranco hasta casi San Isidro. La causa de esto es la construcción de dos nuevos puentes vehiculares y peatonales, que se ubicarán en las cuadras 45 y 52 de la avenida Paseo de la República.

Desde fines de marzo, se cerró uno de los carriles de la Vía Expresa (como se aprecia en la foto superior), a la altura del puente Ricardo Palma, para la construcción del puente Leoncio Prado. Por ello, la autopista ha quedado por ahora con solo dos carriles para el tránsito particular.

El tráfico en esa zona, que es insufrible durante las horas punta debido a que también se han cerrado las vías auxiliares de Paseo de la República, continúa por aproximadamente un kilómetro hasta el jirón Junín, donde se construye el segundo puente.

Esta situación no solo ha generado malestar entre los conductores, que pueden pasar hasta 15 minutos en cruzar ese tramo, sino también afecta los comercios de la zona.

“No solo los proveedores no pueden venir hasta mi tienda para dejarme los productos porque no tienen un lugar donde estacionar, sino que los clientes también han dejado de venir”, dijo Lucy Chang, dueña de una ferretería en la cuadra 52 de Paseo de la República.
Chang indicó que en ningún momento personal de la Municipalidad de Lima se acercó a explicarles los trabajos que se realizarían o cuánto tiempo demorarían las obras.

Otros empresarios reclamaron que la colocación de la malla de seguridad dio paso a la proliferación de robos en la zona. “En la noche, el lugar es oscuro y aprovechan para jalar cosas a las personas que salen del mercado”, precisó otro de los comerciantes, quien pidió no ser identificado por temor a represalias.

—Larga espera—
Según los contratos establecidos por la Municipalidad de Lima, tanto el puente Leoncio Prado como Junín tienen un plazo de ejecución de 240 días calendario para su entrega; es decir, unos ocho meses.

La comuna informó a El Comercio que la construcción de la primera de las estructuras (Leoncio Prado) se inició la última semana de marzo, por lo que se espera que esta culmine a inicios de diciembre de este año.

En tanto, las labores en el puente Junín comenzaron la última semana de abril. Su culminación, según el contrato, se extendería hasta enero del 2019.

Faltan puentes sobre río Rímac para unir Lima Norte
Según la encuesta de información básica del transporte urbano en el área metropolitana de Lima y Callao, realizada por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) en el 2012, a diario se realizan más de 300 mil viajes por los seis puentes que existen desde el Callao hasta la Vía de Evitamiento.

Según el urbanista Angus Laurie, la inexistencia de suficientes puentes peatonales y vehiculares sobre el cauce del río Rímac es una de las causas del tráfico.

“Sería un gran apoyo tener más puentes a lo largo del río Rímac. Es un problema grave que haya pocas de estas estructuras sobre el cauce”, precisó Laurie.

El arquitecto José García Calderón declaró el año pasado a este Diario que es necesario construir al menos siete nuevos puentes sobre el río.

Lo más visto
Más en lima