Benavente se juega el Mundial en EE.UU.

“Benavente debe encontrar un espacio en la lista desde su polivalencia, ser más efectivo y determinante en otras funciones del juego”.

Magui Bristol, madre de Cristian Benavente, explicó qué motivó al 'Chaval' a vestirse con la camiseta de la selección peruana y no representar a España, su país de origen. (Foto: USI)

Por: Guillermo Oshiro Uchima

Para Cristian Benavente la denominación de amistoso no se ajusta a su presente. Los partidos ante Croacia e Islandia en Estados Unidos son para el ‘Chaval’ un examen final en el que no vale aprobar raspando, es necesario sacar un sobresaliente para tener opciones de mantenerse en la consideración de Ricardo Gareca. A menos de tres meses para Rusia 2018 se juega su propio mundial en Miami y Nueva Jersey.

Tras ‘desaparecer’ de la selección en la recta final de las Eliminatorias y el repechaje ante Nueva Zelanda, Benavente cedió un largo terreno que fue bien aprovechado por sus competidores en esta carrera con meta en la Copa del Mundo. Y cedió cancha porque no terminó de convencer a Gareca cuando se puso la Blanquirroja. Nada tuvo que ver su actualidad en el Charleroi de Bélgica donde mantuvo un nivel destacable, con actuaciones resonantes y goles incluidos.

Para los que consideran injusta su ausencia en el 2017, todo se resume en que fue mandado al sacrificio ante Argentina (2-2) y Ecuador (2-1), en ambos casos siendo utilizado como extremo por derecha, donde su producción no se traduce en elogios, porque lo suyo no es el ida y vuelta por la banda, no es su esencia, no lleva en el alma ese espíritu de velocista que juega sin balón. Cristian es un ‘10’, un enlace o un hombre creativo que debe explotar su juego desde la libertad y no estar tan encorsetado sobre la línea. Creemos que precisamente esa característica es la que determina que no sea uno de los favoritos de Gareca. En la función de enganche es Christian Cueva el que tiene la titularidad tatuada en la piel, es el jugador fetiche del ‘Tigre’.

Sin embargo, no es el único que puede cumplir esa función con cierta destreza. También están Jefferson Farfán (aunque por su espíritu goleador siempre estará más cerca de ser un segunda punta) y Edison Flores. Para ese trabajo de elaboración la selección tiene opciones, por lo que Benavente debe encontrar un espacio en la lista desde su polivalencia, ser más efectivo y determinante en otras funciones del juego. Y en ese rubro también está fuera del top. En esa zona del campo, además de los extremos netos para Gareca como André Carrillo, Paolo Hurtado o Andy Polo, tanto la ‘Foquita’ como ‘Orejas’ han demostrado ser más eficientes, tienen oficio para hacer el recorrido, más sacrificio para la marca cuando la situación lo requiere.

Más allá de su nueva convocatoria, justificada por su momento en Bélgica, lo de Benavente puede tener otra lectura: una advertencia para los que supuestamente tienen comprado su boleto a Rusia, para que despierten y logren mejorar su producción de aquí al Mundial. En ese juego de exigencia, es bueno que el ‘Chaval’ tenga otra oportunidad. No sabemos si Gareca tiene pensado utilizarlo como enganche o extremo, pero así lo ubique como lateral o mediocentro Cristian no tiene margen de error: la rompe o la rompe. En Estados Unidos sabrá si sus sueños se hacen realidad. El Mundial lo juega ante Croacia e Islandia.

Lo más visto
Más en mundial