Histórico: así fue el día en que se otorgó derecho al voto a la mujer peruana | FOTOS

Un día como hoy en 1955, el gobierno de Manuel Odría promulgaba la ley que confería ciudadanía y derecho de voto a las peruanas. Un año después, estas salieron masivamente a sufragar. Desde entonces se celebra el Día de los Derechos Cívicos de la Mujer. 

El derecho de voto femenino fue promulgado hace 61 años - 1

Por: Oscar García

El 7 de setiembre de 1955, el presidente de entonces, Manuel A. Odría, firmaba y promulgaba la ley 12391 que incluía la siguiente modificación a la Constitución: 

Artículo 84: Son ciudadanos los peruanos varones y mujeres mayores de edad, los casados mayores de 18 y los emancipados.

Hoy podría parecer una verdad obvia la del artículo 84, pero hace sesenta y tres años no todos tenían claro que hombres y mujeres somos iguales y que estamos sujetos a los mismos derechos y deberes. El voto femenino era considerado una urgencia para personajes como las destacadas peruanas Clorinda Matto de Turner, María Jesús Alvarado y Zoila Aurora Cáceres, que luchaban por su obtención. Pero la propuesta fue recibida durante años con sorna por parte de los caballeros, que veían como un capricho que sus esposas, hermanas o madres pretendiesen la ciudadanía. A través de columnas o cartas de los lectores, se publicaba en la prensa que el voto a la mujer solo traería discordia en la casa o que amenazaría a la familia.

La independencia femenina, desde la vía legal, fue lenta. Un primer triunfo ocurrió en 1936, cuando el Código Civil de la época puso fin a la curatela que los maridos tenían sobre sus esposas. En esa ocasión, se les reconoció a ellas el derecho a sus propiedades. Por primera vez quedó establecido en un papel que las mujeres tenían "derecho a oponerse a las decisiones del marido con relación al hogar común". 

Ese 7 de setiembre de 1955, el Movimiento Cívico Femenino del Perú, un actor importante en el debate, abrió de inmediato un curso para mujeres llamado Constitución y Política, para “preparar a la mujer para el ejercicio de la ciudadanía”. La presidenta del movimiento, la señorita María Luisa Montori, aseguró a El Comercio que se sentía "muy complacida ante la realidad del voto femenino en nuestro país. Esto coloca a las mujeres del Perú en el mismo nivel en que se hallan las mujeres de otras naciones".

El 17 de junio de 1956, las mujeres salieron de sus casas para elegir a sus gobernantes. Las colas fueron largas en todas las ciudades del país. La prensa comentó que ellas fueron las que más temprano acudieron a votar. Destacó además la decisión firme de las mujeres de hacer respetar su posición en ese nuevo orden, sobre todo ante los comentarios machistas que nunca faltaban en la calle.

En el colegio Teresa González de Fanning, las escolares prepararon un simulacro de elecciones, para que sirviese como entrenamiento para su vida futura como ciudadanas. Es de resaltar también el cómic que publicó El Comercio un día antes de los comicios, para enseñar a las nuevas ciudadanas a sufragar. 

Una columna publicada al día siguiente del sufragio, da buena cuenta del machismo imperante de la época, y en las redacciones. En ella, el autor, cuyo seudónimo era Juan Gris, cuenta a manera de chisme que en una mesa conformada exclusivamente por mujeres “ninguna suma daba igual”, por lo que se vieron obligadas a hacer un promedio. El mismo columnista señala que, en otro local, una presidenta de mesa llamó a su marido por teléfono para que le ayude a sumar. “Era muy gracioso ver llegar a los graves esposos con su cesta bajo el brazo, conteniendo el almuerzo para su cara mitad. Hubo un pobre marido que además tuvo que cocinar y cuidar a los niños porque el ama y la cocinera estaban sorteadas para diversas mesas”.

El 7 de setiembre fue celebrado con fuerza por las mujeres en los años que siguieron a esa histórica conquista. Es el recordatorio del día que fueron reconocidas como iguales por ley ante los hombres, para elegir y ser elegidas. Todavía hay muchas luchas por librar en el camino a la igualdad completa, en diversos campos. En el ejemplo de esas mujeres que batallaron por el voto quizá pueda hallarse una inspiración. 

Lo más visto
Más en somos