Samsung vuelve a pisar fuerte con el Galaxy Note 9 | ANÁLISIS

Si el año pasado la coreana demostró que había retornado con fuerza, ahora con el Galaxy Note 9 deja en claro porqué es uno de los líderes en el mercado de smartphones

Samsung presentó en el Perú su nuevo Galaxy Note 9, un smartphone que reúne lo mejor de la tecnología que ha desarrollado hasta ahora la empresa coreana. (Foto: Bloomberg)

Por: Bruno Ortiz Bisso

El 2017 fue un año muy importante para Samsung. Tenía que convencer a sus aficionados y a sus potenciales usuarios. Su estrategia fue reinventarse y lanzar dos dispositivos que fueron, sin dudas, los mejores de esos años [por lo menos para mí]: el Galaxy S8 Plus y el Galaxy Note 8. En el caso de este último lo pude probar a fondo porque coincidió con un periodo vacacional en el que tuve a este smartphone (¿o phablet?) como dispositivo principal. No solo me llevé una gran impresión, sino que me sirvió para superar mi resistencia hacia la utilidad del S-Pen.

Ahora ha llegado el turno del Galaxy Note 9. Se presentó hace casi un mes en Nueva York y los amigos de Samsung me dieron uno de los equipos hace un par de semanas para hacer esta reseña. ¿Qué te puedo adelantar? Que aunque parezca que este smartphone  solo es una continuación del modelo del 2017, el Note 9 tiene muchas novedades más a nivel de software que le dan un brillo especial [y ligeras modificaciones en hardware] y que dan una impresión más clara de cuál es el norte que seguirá la empresa coreana.

Pero antes de seguir con esta reseña, es necesario conocer cuáles son las características del smartphone que he sometido a evaluación:

Dimensiones: 161,9 mm x 76,4 mm x 8,8 mm.
Peso: 201 gramos.
Materiales: Aluminio en los marcos, vidrio frente y reverso.
Pantalla: 6,4", Super AMOLED, 1440 x 2960 píxeles; ratio de 18.5:9.
Sistema operativo: Android 8.1 (Oreo).
Procesador: Este modelo de prueba trajo el Exynos 9810, pero el que se venderá en la región es el Snapdragon 845.
Memoria: 128 GB de almacenamiento, expandible vía micro SD; 6GB de RAM.
Cámaras principales: Sensor dual 12 MP f/1,5-2,4, 26 mm, 1/2.55", dual pixel, estabilizador de imagen óptico; 12 MP, f/2,4, 52mm, 1/3,4", autoenfoque, estabilizador óptico de imagen y zoom óptico de 2x.Graba video a 2160p a 60 fps; 1080p a 240 fps; 720p a 960 fps; HDR, grabación dual.
Cámara secundaria: 8MP, f/1,7, 25 mm, 1/3,6", autoenfoque. Graba video a 1440p a 30 fps.
Audio: Parlantes estéreo, conector jack de 3,5 mm, cancelación activa de sonido, micrófono dedicado.
Sensores biométricos: Escáner de iris, lector de huellas digitales, acelerómetro, de proximidad, brújula, barómetro, de ritmo cardíaco.
Batería: 4.000 mAh.
Otros: Conectividad DeX, carga rápida con tecnología Quick Charge 2.0; tecnología Qi para carga inalámbrica; Bixby; editor de foto y video, etc.

DISEÑO
A simple vista, el Galaxy Note 9 tiene mucha similitud con el Note 8. El diseño alargado, con esquinas de ángulos aparentemente rectos y la gran pantalla Infinity Display ayudan mucho a esta confusión. Pero los detalles que diferencian a este smartphone empiezan desde este aspecto. Es un poco más grueso que su antecesor, pero eso ni se nota. Los acabados muy redondeados y los bordes de la pantalla hacen que se siga viendo alargado.

La pantalla de este smartphone es Super AMOLED de 6,4”, pero su ratio de 18,5:9 le brindan una ergonomía que se agradece, pues pese a sus grandes dimensiones no se siente tan incómodo al tomar el Galaxy Note 9 con una sola mano, teniendo en cuenta que esto es indispensable para la utilización del S-Pen [al cual nos dedicaremos más adelante]. La pantalla de este smartphone es muy curvada en los bordes, es muy brillante, muestra los colores muy reales y cuenta con un ángulo de visión muy eficiente.

El Galaxy Note 9 en el frente solo muestra la pantalla [el botón de inicio está dentro de ella y no es físico]. En el borde derecho de este smartphone solo tiene el botón de encendido y apagado; en el izquierdo tiene los controles de volumen, debajo el botón de acceso directo a Bixby [que para ser sinceros, se ha hecho más delicado, ya no sobresale tanto y la posibilidad de que se presione accidentalmente es menor]; en el borde superior tiene la bandeja para la micro SD y la SIM, así como uno de sus micrófonos; y en el borde inferior tiene el conector Jack de 3,5mm, el puerto USB tipo C, un micrófono, un parlante y el compartimiento del S-Pen. 

En la parte de atrás viene uno de los ligeros cambios que trae el Galaxy Note 9. Las cámaras siguen orientadas de manera horizontal, pero en un mayor espacio. El sensor de huellas ya no está al lado de ellas, sino que está debajo, de manera que al tomar el smartphone con la mano [cualquiera de las dos], la posición natural de los dedos acerque el índice a la zona indicada. Sin embargo, el sensor está tan integrado con el video que es muy probable que se confunda y termine poniendo el dedo sobre alguno de los lentes. Un punto ahí para mejorar.

DESMPEÑO
Debo empezar aclarando que la unidad que recibí para prueba tiene el procesador Exynos, de 6GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. La versión del Galaxy Note 9 que se venderá en nuestro país traerá el procesador Qualcomm Snapdragon. Más allá de ese detalle, puedo decir que el desempeño mostrado por este smartphone fue muy alto. Muy fluido, rápido, sin lags. Da la sensación de estar manejando un carro en el que no hay que molestarse ni por la velocidad ni por quedarnos sin gasolina. 

El Galaxy Note 9 trae el sistema operativo Android Oreo, sumado a su capa de personalización Samsung Experience 9.5. Sobre esta última no hay mucho que decir, pero casi todo es positivo: no obliga a tener muchas aplicaciones propias del fabricante y ofrece una alternativa de navegación y lógica a la que es muy fácil adaptarse. Sin embargo, en este smartphone cumple una labor adicional: trabaja directamente con el S-Pen [aguarda un ratito más, en breve nos concentramos en él].

La coreana insiste con Bixby, su asistente personal que cuenta con un botón dedicado en este smartphone. El principal problema con él [más allá de que se ofrezcan nuevas integraciones con más aplicaciones y funciones] es que luego de más de un año existiendo en el ecosistema de Samsung, aún no es capaz de hablar en español. Nuestro idioma no es soportado por este interfaz. 

El Galaxy Note 9 repite las multicapas de seguridad basadas en biometría: el sensor de huellas digitales, el lector de iris y el reconocimiento de rostro [que funcionan hasta con los anteojos puestos]. Se nota un avance con respecto al desempeño de este combo en el smartphone del año pasado, pero en lo personal sigo prefiriendo el sensor de huellas [pese a los problemas para ubicarlo a tientas]. 

Aunque siguen teniendo techo para mejorar, se nota la intencionalidad de la marca con este Galaxy Note 9: tener varias capas que se vayan superponiendo entre ellas según las necesidades y las condiciones del ambiente en que se encuentre el usuario de estos smartphones.

S-PEN
En mi reseña del equipo del año pasado les contaba cómo decidí darle una oportunidad a este accesorio, al cual yo no le había encontrado mucho sentido. Sin embargo, no fue muy complicado integrarlo a mi rutina con el teléfono. Esto trajo como consecuencia que el S-Pen se convierta en el complemento ideal para todo lo que yo tenía que hacer con el smartphone.

Este año, con el Galaxy Note 9, el S-Pen viene recargado. Ahora Samsung le ha dotado de mayor funcionalidad, dándole conectividad Bluetooth y una batería para funcionar hasta por 30 minutos [aunque solo requiere volverlo a colocar en su compartimento y vuelve a cargarse en poquísimo tiempo]. El lápiz táctil lo podemos usar como ‘clicker’ para pasar diapositivas de una presentación o fotos en una galería, como disparador de las cámaras del smartphone [y para cambiar entre las traseras y la delantera], para controlar aplicaciones como Spotify, entre otras.

Pero, ojo con esto: el hecho de que tenga batería no quiere decir que cuando se descargue quede inservible. Si ya no tiene energía, sigue sirviendo para las funciones regulares como escribir sobre la pantalla apagada del smartphone, tomar notas, hacer animaciones o gifs, hacer screenshots o recortes de lo que se muestre en la pantalla, etc. Además, se ha mejorado su sensibilidad y su reacción ante la presión. Escribir o dibujar en la Galaxy Note 9 con el S-Pen es una experiencia muy cercana a la del lápiz y el papel. 

Si ya de por sí el S-Pen es una herramienta fundamental sobre todo para el público cautivo de la familia Galaxy Note, con estas nuevas funciones apunta a dar otra razón para hacer el esfuerzo y conseguir el modelo más moderno de este smartphone. El accesorio viene en varios colores, que combinan con el color del equipo elegido. Una particularidad: cuando se use sobre la pantalla apagada, el color del trazo será similar al color del cuerpo del S-Pen [excepto en el caso del color negro, en donde el trazo será blanco].

CÁMARAS
Por fin, llegamos a uno de los aspectos que más interesan a los usuarios. En este caso, ofrece cosas muy similares a las que ya vimos en el smartphone Galaxy S9 Plus de la primera mitad de este año, solo que con ligeras modificaciones. En el caso del Galaxy Note 9, la cámara principal es de doble sensor de 12 MP, y la frontal de 8 MP. 

¿Qué novedades traen las cámaras de este smartphone? Cuenta con inteligencia artificial que –como sucede en otros dispositivos de la competencia- reconoce ambientes y se configura según necesidad; pero además reconoce los objetos; te avisa si es que al captar la foto la toma salió mal [si es que alguien parpadeó o si salió borrosa]; o hasta si estuvo desenfocada. En el Galaxy Note 9 se confirma la tendencia de la industria en este sentido: darle la capacidad a cualquier usuario de tomar la mejor fotografía o posible sin necesidad de que tenga conocimientos especiales.

En resumen, las cámaras principales del Galaxy Note 9 no decepcionan. Ofrecen como resultado imágenes claras, con buena exposición, gran contraste, sin importar las condiciones de luz. Si con el smartphone del año pasado tuve una buena experiencia [probé imprimir en físico las fotos y los resultados fueron sobresalientes], en este caso los resultados van por la misma línea. En la cámara principal los resultados también son buenos aunque, en mi caso, la función del Selfie amplio no me salió siempre bien debido a un mal cálculo por mi pulso. En el caso del efecto bokeh [o con el fondo desenfocado] los resultados con las cámaras son muy efectivos, aunque en algunas circunstancias se puede notar como un efecto digital. En video, puede grabar hasta en 4K. AQUÍ PUEDEN VER UNA GALERÍA COMPLETA.

BATERÍA
En los últimos equipos de Samsung, pese a su gran rendimiento se le podía identificar a la autonomía como su principal punto bajo. Eso se corrige en el Galaxy Note 9. Cuenta con una batería de 4.000 mAh que permite una larga vida, pese a la gran pantalla que tiene que alimentar y al uso extremo que se le pueda dar. Sin dudas, un smartphone al que se puede usar sin preocupaciones.

En promedio, el Galaxy Note 9 me ha dado una duración de 12 horas, con alrededor de 5 horas de pantalla. Sucede que en este apartado también se hace presente la inteligencia artificial: el smartphone detecta cuando hay tareas que requieren mayor esfuerzo [videojuegos demandantes, por ejemplo] y genera un empujón adicional que se termina agradeciendo al final del día. La coreana ya demostró que puede tener un gran equipo con una batería muy eficiente. Desde este hito es que debe empezar a evolucionar.

ADICIONALES
Se anunció en la presentación: el Galaxy Note 9 tiene la función DeX [que le permite conectarlo a un monitor y trabajar como si se tratara de una computadora], con la gran diferencia de que ya no se requiere una base o accesorio especial. Solo basta con conectar un adaptador MHL desde el smartphone hasta el monitor y listo. 

El Galaxy Note 9 no sufre de sobrecalentamiento. Gracias a una tecnología de refrigeración que se basa en el uso del cobre, Samsung ha logrado disipar de mejor manera el calor. No lo mantiene frío completamente, pero no llega a temperaturas inadecuadas. Cuando se están realizando tareas muy exigentes es el lado del borde izquierdo del smartphone el que calienta un poco. 

En cuanto al audio, este smartphone ofrece buen desempeño tanto con los parlantes nativos como al usar los auriculares AKG que trae incluidos. Con el altavoz incorporado, el Galaxy Note 9 ofrece una calidad buena y con los auriculares se aprovecha al máximo la tecnología Dolby Atmos. 

Este Galaxy Note 9 usa la tecnología de carga rápida Quick Charge 2.0, que permite cargar al 100% la batería de este smartphone, y en 30 minutos alcanzar el 30%. También tiene la tecnología Qi que permite usar superficies inalámbricas para realizar la carga. Finalmente, hay que recordar que este dispositivo [incluso el S-PEN] tienen certificación IP68, con resistencia al polvo y a sumergirse hasta un metro y medio bajo el agua.

CONCLUSIÓN
El Galaxy Note 9 es un smartphone que en apariencia no muestra mucha novedad en comparación con el modelo del año pasado, pero en realidad logra una evolución tecnológica, afianzando aquellas apuestas que inició con el Note 8 y marcando el camino hacia dónde quiere llegar. 

Una vez más, Samsung ha logrado un smartphone redondo en el que sin sobresalir demasiado en una función en particular, ofrece un excelente rendimiento en los distintos aspectos que le son de interés a los usuarios, sumando una repotenciación del lápiz táctil, herramienta indispensable para los verdaderos fanáticos de la familia Galaxy Note

Entretenimiento, productividad, gran desempeño. Todo eso es lo que ofrece el nuevo Galaxy Note 9 que ya está disponible en el país.

PRECIOS
En la presentación oficial del Galaxy Note 9 en el Perú no se anunciaron precios. Se mencionó la disponibilidad desde el jueves 6 de setiembre en 122 puntos de venta. Además, se anunció que en octubre estará disponible la versión del smartphone de 512GB de almacenamiento en las tiendas oficiales de Samsung. No se anunciaron precios. 

No obstante, de acuerdo con el sitio especializado Perusmart el precio del Galaxy Note 9 liberado de fábrica sería de S/ 3.999. Además, en el caso de Movistar los precios van, en línea nueva, desde los S/ 3.729 en Plan 59,9 hasta los S/ 3.719 en Plan 199,9. En el caso de las líneas en Portabilidad, los precios van desde los S/ 3.369 en Plan 59,9 hasta los S/ 2.899 en Plan 199.9.

Lo más visto
Más en tecnologia