El ansiado premio podría convertirse en un castigo

Puede que sea más cómodo comprarle el premio a tu perro versus prepararlo en casa con ingredientes naturales, pero la diferencia podría radicar en pasar de la felicidad extrema a un dolor intenso, o la muerte

No todos los premios para perros son tóxicos o peligrosos para su salud, y no todos los animales reaccionan igual a lo que consumen, por eso siempre es bueno investigar qué contiene y de dónde proviene lo que estás comprando.

Por: Andrea Carrión

Expertos en nutrición animal llevan años advirtiendo a los propietarios de mascotas que se fijen bien en qué tipo de premio o ‘treat’ le están dando a sus animales fuera de su horario de comida regular.

Con los perros, particularmente, el premio es fundamental para obtener mejores resultados durante su entrenamiento y por mucho tiempo se creyó que se podía usar cualquier bocadito que provocara una respuesta positiva. Pero no.

La primera señal de alerta saltó cuando se empezaron a ver casos de obesidad, especialmente en perros esterilizados o sedentarios. Luego se sumaron las denuncias y reportes de animales que enfermaron o fallecieron por consumir ciertos premios procesados en lugares y condiciones bastante cuestionables.

El principal problema, según algunas investigaciones, es que en muchas ocasiones los ingredientes que se muestran en las etiquetas no corresponden exactamente a lo que hay dentro de la bolsa. Esto puede ser muy perjudicial si es que nuestra mascota es alérgica o tiene restricciones alimenticias. Y el proceso de fabricación rara vez se muestra.

Consciente de esta realidad, Sandra Peirano, bachiller en veterinaria con diplomado en nutrición, empezó a plantear opciones más naturales y nutritivas sin harinas ni preservantes. Primero experimentó en casa con sus perros y luego creó los premios naturales para mascotas CookieDogster, marca afiliada a Club WUF.

La industria de los premios para las mascotas ha venido creciendo. La gente ahora busca tener más vínculo con sus mascotas en casa y según Peirano, preparar este tipo de premios es buena idea para fortalecer ese vínculo, pero ella recomienda hacerlo planteando una opción natural y nutritiva sin harinas ni preservantes, ni colorantes y tampoco saborizantes.

“De los premios que puedes encontrar en tiendas y supermercados, me preocupa que la gran mayoría contiene harina de todo tipo: maíz, trigo, pollo, etc. Para llegar de un insumo natural a la harina, las temperaturas son altísimas y como resultado queda mucha concentración de insumo sin muchos nutrientes”, explica la especialista. “Si a eso le sumas los preservantes, saborizantes, colorantes, subproductos, químicos y grasa para hacerlos atractivos, esos premios pueden durar hasta 2 años en el estante”.

Otro premio que últimamente está teniendo mucha popularidad entre los dueños de perros es la carnaza o cuero crudo (raw hide en inglés). La eligen porque quieren que su perro se distraiga para que solo muerda eso, lo que hará que su cerebro trabaje y al final se canse, se relaje y se olvide de destruir objetos de la casa.

El problema es que muchas de esas carnazas no solo carecen de nutrientes, sino que encima pasan por un proceso largo de tóxicos que no son necesarios para las mascotas. Además pueden provocar sangrado de las encías o problemas gastrointestinales.

“Si la idea es darle carnaza para que mi perro esté tranquilo, preferiría que compren un hueso manzano para que el perro se desahogue o un juguete tipo Kong que permite meter el premio adentro. Por otro lado, hay marcas nacionales que venden un solo ingrediente deshidratado, como carne deshidratada, mollejitas deshidratadas o ‘jerky’. Son geniales porque ahí sí hay proteínas, vitaminas y minerales sin químicos”, agrega Peirano.

Más consejos naturales

- Una forma de usar ingredientes para obtener un beneficio es fruta como manzana, arándanos o plátano para aprovechar la fibra.

- Otros premios que puedes usar son dados o tiras de pollo o hígado sancochado, clara de huevo, frutas o verduras cortadas según el tamaño del hocico de tu perro. Siempre busca lo que más le guste y ojo con las porciones.

- Esos ingredientes que jamás debes darle a tu perro son cebolla, ajo, chocolate, alcohol, pasa y uva.

- Si quieres hacer tus propias galletas, como por ejemplo combinar plátano, avena e hígado, recuerda siempre consultar con un especialista cuáles son los alimentos que tu mascota puede comer pues en muchas ocasiones hay alergias o condiciones de salud que restringen el consumo de ciertos ingredientes.

- Recuerda siempre mantenerlos hidratarlos, especialmente en condiciones de calor.

Ya sabes, si eres de los que premia a sus perros con frecuencia, la recomendación es elegir la vía más natural posible, con pocos ingredientes y cero harinas. La dieta de tu mascota también debe de ser mas consciente, no solo su comida regular, sino todo lo que le lleves a su boca.

Lo más visto
Más en wuf