Módulos Temas Día

Más en Archivo

Diez años sin Marcel Marceau

El mimo francés creó un lenguaje, una gramática del gesto y de la actitud que hiciera comprensible el silencio.

Marcel Marceau

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

Postal de 1961 cuando Marcel Marceau se presentó en el teatro Municipal. (Foto: Archivo Histórico El Comercio)

archivo


El 22 de setiembre de 2007, a los 84 años, partió el ‘Poeta del Silencio’, Marcel Marceau. Mimo, actor, pintor y escritor fue fiel a sí mismo, cumpliendo su difícil trabajo con dignidad y rigor. A lo largo de los años demostró que un mimo puede sobrevivir a la avalancha tecnológica. El genio mezcló sabiamente el ballet, la acrobacia y el ilusionismo en su espectáculo. El Perú disfrutó de las incansables visitas del mimo más grande del mundo.

Nació en Estrasburgo, Francia el 22 de marzo de 1923. A sus veinte años entró a la parisina Escuela de Arte Dramático Sarah Bernhardt para ser actor ‘parlante’. Pero encontró el curso de mimo a cargo de Charles Dullin y desde ese momento comprendió que su destino sería ser el mejor mimo del mundo.

Creó un lenguaje, una gramática del gesto y de la actitud que hiciera comprensible el silencio. Como actor, su participación en el cine no paso desapercibida. La única vez que interpretó un papel hablado fue en la película de terror “Shanks” (1974)

Con la prensa Marceau mostraba risueña actitud, respuestas justas y poses fotográficas. Siempre dispuesto a brindar declaraciones y cautivar a los periodistas con sus ideas. El genio creyó siempre que “el éxito va paralelo al sudor de la gota gorda, al sacrificio, a la tenacidad que ponemos si queremos alcanzar lo que amamos y que el silencio permite crear una moralidad interesante, pues en el no cabe la mentira. Y no solo en el silencio, en el gesto tampoco”.


“Bip”

A finales de 1947, cuando ya se había especializado en el género mímico y pantomímico, crea al grácil personaje ‘Bip’, que como el Quijote de Cervantes, lucha contra las vicisitudes de lo cotidiano, demostrando así el valor del silencio.

El personaje mudo nació en un angosto camerino del Theatre du Poche. Su nombre derivó, según Marcel, del personaje ‘Pip’ en “Grandes Ilusiones” de Charles Dickens. La única vez que `Bip´ habló fue en “Silent Movie” (1976) y pronuncio la palabra “no”. Esta película fue un homenaje satírico al cine mudo norteamericano que hizo Mel Brooks. Otro genio.

El mimo declaró al El Comercio en su edición del 18 de julio de 1987 que considera a ‘Bip’ como descendiente directo de Pierrot y del ‘canillita’ de Charles Chaplin, el vagabundo pícaro y a la vez noble de tantas películas mudas norteamericanas.

En 1947 fundó la compañía “Agrupación Artística de Marcel Marceau”. Después de recorrer el mundo por algunos años tuvo que disgregarla por falta de fondos. Más tarde, en 1969 regresó a Francia para abrir su Escuela Internacional de Mimodrama. Ahí los entusiastas jóvenes de diferentes nacionalidades estudiaban danza clásica, esgrima, acrobacia, teatro hablado, mimo y mimodrama durante tres años.

En otra entrevista para este diario con fecha del 19 de agosto de 1987 dijo que ”El papel de un artista es crear, crear todo lo que pueda, mantenerse activo y presentar su mensaje, esa es su máxima responsabilidad”. Con su trabajo y pasión, Marcel nos demostró que el cuerpo y su movimiento logran expresarse mejor que las palabras a medias, pues es un lenguaje que no necesita pasaporte.

El mimo como arte dramático del movimiento ha contribuido a extender la fraternidad humana en el mundo. El movimiento de la “marcha contra el viento” de Marcel, marcó una revolución en la escena teatral e inspiró a muchos artistas como Michael Jackson y su ‘Moonwalk’.


Sus visitas al Perú

Desde 1951 realizó giras extensas por América latina. Marcel dijo sobre nuestro país: “desde niño aprendí el gran pasado cultural del Perú”. El Comercio anunciaba en sus páginas de 1957, la llegada de la “Agrupación Artística de Marcel Marceau” y su presentación en el Teatro Municipal de Lima. Siempre consideró al Perú como un país con riqueza cultural.

En otra entrevista a nuestra casa editora, el “mimo parlanchin” contó que las historias no son siempre cómicas. “Al principio Bip cazaba mariposas pero al pasar los años, ahora se interesa por temas de amplio alcance, que afecta a todo el mundo”.

Cuando hablaba sobre el Perú, decía que: “algún día, próximo tal vez, actúe entre las ruinas de Machu Picchu en el Cusco, en medio de la soledad de las históricas piedras”.Además agregó que retornaría a la etapa de los Incas “a través de los sueños”.

Marcel Marceau

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

archivo


Herencia

El mejor mimo del mundo recorrió los cinco continentes. Su Escuela Internacional de Mimodrama de París sigue en funcionamiento. Algunos de sus discípulos crecen en los tabladillos, como el peruano Cesar Aedo.

Este año la Municipalidad Metropolitana de Lima inauguró la muestra permanente del Museo Municipal de Teatro donde se aprecian fotos, programas y accesorios de artistas, como los de Marcel Marceau. Algunos recordaran sus presentaciones en Lima.

Marceau revivió la pantomima y el mimo. Al ser sobreviviente de la represión alemana durante la Segunda Guerra Mundial se dedicó con pasión a un arte que tocaba los corazones. ¿Llegaste a verlo en el escenario?

Tags Relacionados:

Marcel Marceau

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías