Módulos Temas Día

Más en Archivo

Munich 1972: más allá del atentado

Olimpiadas Munich 1972

Agencias

Agencias

Agencias


Lastimosamente, el recuerdo que se tiene de los Juegos Olímpicos de Munich 1972 es el atentado terrorista que dejó 11 deportistas muertos. En Internet, por ejemplo, la referencia de este día negro es muy repetitiva. Pareciera que, para el espectro cibernético, hubiera ocurrido un evento olímpico dentro de un ataque terrorista, y no al revés.

Sin embargo, la siguiente nota se distancia de lo extradeportivo, para acercarse a las hazañas y curiosidades que matizaron positivamente las Olimpiadas realizadas en Alemania Occidental.

Las Olimpiadas de la proactividad

Organización minuciosa, comunicaciones efectivas e infraestructuras innovadoras fueron las grandes apuestas de Munich para 1972. Alemania no quiso que la XX edición de los Juegos Olímpicos de la Era Moderna pasara desapercibida.

Desde las Olimpiadas de Berlín 1936 y los sucesos de la Segunda Guerra Mundial, los alemanes se sentían endeudados con el mundo. Y no escatimaron en gastos –ni en ganas– para su reivindicación.

Nuevos aires

La ceremonia inaugural fue dirigida por el presidente de Alemania, Gustav Heinenam, en el estadio de la villa olímpica, complejo deportivo que fue diseñado por los arquitectos vanguardistas alemanes del momento: Gunther Behnisch y Frei Otto. El encargado de depositar la antorcha olímpica en el pebetero fue el atleta alemán Gunter Zahn.

Desde ese día –26 de agosto de 1972– y muy aparte de las altas inversiones, los Juegos Olímpicos de Munich trajeron consigo nuevas iniciativas. La saltadora alemana Heidi Schuller estuvo a cargo del Juramento Olímpico, hecho que la convirtió en la primera mujer en la historia de las Olimpiadas en realizar dicho acto.

Cabe agregar que la cifra de atletas femeninas llegó a 1059, estableciendo un récord en los Juegos Olímpicos.

Asimismo, los países noveles dentro del Comité Olímpico Internacional (COI) y que participaron por primera vez en unas Olimpiadas fueron Lesoto, Malawi, Arabia Saudita, Somalia, Suazilandia, Togo, Albania, Burkina Faso, Benín, Gabón y Corea del Norte.

Además, por primera vez en el historial olímpico, se diseñó una mascota, bajo la creación de Otl Aicher. Su nombre fue ‘Waldi’, un perro de raza dachsund, como los que hay comúnmente en Baviera, estado federal que tiene a Munich como capital. Estos perros también son llamados ‘salchicha’.

El primer tiburón

Si hubo alguien que no se guardó nada, ese fue el nadador estadounidense Mark Spitz. Casi por unanimidad, ha sido considerado como el atleta más destacado de Munich 1972. Sus 7 medallas en 7 competencias disputadas y, por si fuera poco, los 7 récords batidos en ellas, son los argumentos que nadie puede enfrentar. A estas proezas habría que agregarle el hecho de no usar ni gorro ni lentes de natación, pues por aquellos años no estaban permitidos dichos accesorios.

‘El Albatros’, como se le conocía a Spitz, fue, hasta el 2008, el único atleta que rompió récords al ganar las medallas de oro en un mismo certamen olímpico. Luego llegaría Michael Phelps para superar todas las marcas de Mark en las Olimpiadas de Pekín. Con esto, Estados Unidos queda certificada como la “tierra de tiburones”.

Luego de que concluyeran los Juegos Olímpicos, todavía en 1972 y con 22 años de edad, Mark Spitz decide retirarse de la natación. Se dedicó al negocio de bienes raíces.

Mark Spitz

Agencias

Mark Spitz fue el atleta más destacado del Munich 1972. Obtuvo 7 medallas de oro y batió todos los récords que pudo. Foto: Agencias.

Agencias

El rayo finlandés

El atleta finlandés Lasse Viren siguió la tradición de su país: ganar medallas olímpicas en Atletismo. El europeo fue otro de los más destacados en las Olimpiadas. Obtuvo las medallas de oro en las competencias de 10 y 5 mil metros.

En la carrera de 10 mil metros, hizo la marca de 27 minutos con 38 segundos y 4 centésimas, que estableció como récord mundial. En el minuto 12 con 27 segundos, hubo un momento de tensión. Visse y el fondista tunecino Mohamed Gammoudi tropezaron entre sí. El finlandés pudo continuar –se retrasó 30 metros respecto del grupo de atletas que estaban en mejor posición–, pero el natural de Túnez, luego de dar un par de vueltas decidió retirarse.

Lasse, a pura garra, alcanzó al grupo de fondistas que estaban posicionados en los puestos delanteros. Tras superar el episodio del tropiezo con Gammoudi, pudo cruzar la meta en primer lugar y hacerse con el oro de los 10 mil de Munich.

Lasse Viren

Agencias

El finlandés Lasse Viren obtuvo 2 medallas de oro en las carreras de 10 y 5 mil metros. Cumplió con la tradición de su país: ganar medallas olímpicas en Atletismo. Foto: Agencias.

Agencias

El partido de la Guerra Fría

Muy parejos en competición olímpica pero distanciadas en ideología, Estados Unidos y la Unión Soviética, las 2 superpotencias mundiales de la época, trasladaron la atmósfera de la Guerra Fría a la final de básquet de Munich ’72.

El encuentro entre ambos quintetos fue muy reñido y dramático, sobre todo en los segundos finales. Luego de que los norteamericanos marcaran vía punto de penalidad, para aventajarse con un 50 a 49, la gente invadió la cancha para celebrar el virtual triunfo. Según el comando técnico soviético, habían pedido tiempo muerto antes de que se ejecuten los tiros libres y fue por eso que inmediatamente se dispusieron a sacar.

Los estadounidenses no estuvieron de acuerdo con la petición de sus rivales, pero poco pudieron hacer, pues el secretario de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), Renato William Jones, consideró que se le debió otorgar el mencionado tiempo muerto a la Unión Soviética. Esta decisión ha sido cuestionada hasta el día de hoy.

Se dictaminó que se jugaría 3 segundos más. En un rápido saque por parte de los europeos, Mijail Korkia le dio un pase largo a Alexander Belov, quien estaba ubicado a pocos metros de la canasta. Este último dio un salto mucho más altos que los dos norteamericanos que lo marcaban. Cogió el balón y encestó para anotar el punto doble que le dio la ventaja final de 51 a 50 a favor de la Unión Soviética.

Estados unidos apeló el resultado del partido, pero la FIBA determinó que los ganadores debían ser los soviéticos.

Alexander Belov

Momento en que Alexander Belov anota el punto doble para darle el triunfo a la Unión Soviética sobre Estados Unidos. El marcador final fue 51 a 50. Foto: Agencias.

Preciso instante en que Alexander Belov anota el punto doble que le dio el triunfo a la Unión Soviética sobre Estados Unidos. El marcador final fue 51 a 50. Foto: Agencias.

Momento en que Alexander Belov anota el punto doble para darle el triunfo a la Unión Soviética sobre Estados Unidos. El marcador final fue 51 a 50. Foto: Agencias.

Tags Relacionados:

Olimpiadas Munich 1972

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías