Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

Cuando las calcomanías restringían el tránsito vehicular

Tránsito

La avenida Abancay en el verano de 1974 cuando los autos circulaban de acuerdo al color de una calcomanía.(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

No es la primera vez que en Lima se implementa una medida que restringe el tránsito vehicular. Al sistema ‘Pico y placa’ le antecede uno que permitía la circulación de acuerdo a la calcomanía que tenía el auto. Su objetivo era ahorrar gasolina.

Aquel verano de 1974, los conductores debían decidir qué días, entre lunes a jueves, podrían manejar sus autos hacia el trabajo u otros lugares. Se pusieron a disposición de los interesados dos calcomanías: una roja para circular lunes y miércoles; y otra blanca para los martes y jueves. El resto de la semana no existían prohibiciones. En el anverso de ambas calcomanías estaba la frase “ahorro es progreso”.

Tránsito

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

El Decreto Ley 20509, que reglamentó el tránsito de vehículos particulares, del Estado y diplomáticos, entró en vigencia un 4 de febrero de 1974. Para esa fecha el parque automotor en Lima Metropolitana ascendía a 250 mil vehículos, de los cuales 180 mil tenían que colocar la calcomanía.

Tránsito

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

Durante la semana de implementación, los periodistas de El Comercio registraron que habían menos autos en las principales avenidas de la capital. Sin embargo, el público tuvo dificultades para encontrar asiento en los ómnibus. Asimismo se formaron largas colas de pasajeros en los paraderos de los colectivos Lima-Chorrillos. La mayor demanda de servicios de transporte se concentró en las primeras horas de la mañana y en el sofocante mediodía. Los trabajadores de oficinas se organizaron para ir al trabajo en los autos de sus compañeros de acuerdo al color de la calcomanía.

Tránsito

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

En el primer día de restricción, unos 82 autos fueron internados en el depósito por no tener calcomanía. Los días posteriores continuó la situación a pesar de que la multa por infringir la ley ascendía a mil soles e internamiento forzoso del vehículo por 30 días en los depósitos oficiales. Si el conductor volvía a cometer esta infracción se duplicaban tanto la multa como el internamiento del auto.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ