Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Efemérides

Michael Jordan: el mejor basquetbolista de todos los tiempos

El estadounidense cumple 56 años de vida en los que se destacan su innato talento para el básquet y sus increíbles ‘voladas’ que desafiaban la gravedad.

Michael Jordan

(Foto: Agencia)

“Dios hoy se disfrazó de jugador de basquetbol”, expresaba un legendario Larry Bird, estrella de los Boston Celtics, después de un partido de NBA entre su equipo y los Chicago Bulls, un 20 de abril de 1986. Ese día un tal Michael Jordan pasaría a la historia por brillar tanto en un juego de playoffs.

Michael Jeffrey Jordan nació el 17 de febrero de 1963 en el barrio neoyorquino de Brooklyn, en Estados Unidos. Siete años después, su familia se mudaría a Carolina del Norte, en donde empezaría la historia del cuarto de cinco hermanos. Aunque los primeros deportes que practicó Michael fueron el béisbol y fútbol americano, el basquetbol sería su destino definitivo.

En 1978, en su primer año en la Emsley A. Laney High School, el entrenador del equipo universitario, Clifton Herring, prefirió dejar fuera a Jordan para hacer un hueco en el equipo a un tal Leroy Smith. Sin embargo, luego de mucho trabajo y de dar un estirón de 10 centímetros, “MJ” llegaría al primer equipo. Este hecho marcó a ‘Air Jordan’- como se le conoce también a Michael- ya que cuando se hizo famoso se alojaba en los hoteles bajo el pseudónimo de ´Leroy Smith´. Además sería en ese instituto donde empezaría a utilizar el número 23 que iba a acompañarlo durante toda su carrera.

A inicios de la década del 80, Michael Jordan obtendría una beca para jugar en la Universidad de Carolina del Norte, en donde en su temporada debut sería nombrado mejor principiante del año. En 1982 llegaría a la final universitaria, que ganaría a escasos segundos del final, con una de sus inigualables suspensiones.
En 1984 sería elegido con el número 3 por los Chicago Bulls y elegido para representar a su país en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, en el que se llevaría la medalla de oro olímpica tras batir a España en la final.

Debut en la NBA

Michael debutó como profesional en la NBA con el equipo de los Chicago Bulls. Desde ese momento su performance fue brutal, al punto que consiguió el trofeo de Rokkie del año y fue a su primer All-Star, formando parte del quinteto titular. Luego de tan maravillosa irrupción sufriría una lesión en el pie en su segunda temporada, en donde destacaría el mencionado partido contra los Boston Celtics que su equipo perdió 135-131. Ese día ‘Air Jordan’ rompería todos los esquemas anotando 63 puntos, dejando boquiabiertos a Larry Bird, Robert Parish y compañía. Tan grande fue su exhibición, que su compañero de equipo John Paxson explicaría después que hubiera preferido quedarse quieto mirando semejante hecho. Fue un juego de ensueño.

Michael Jordan

(Foto: Agencia)

Carrera llena de éxitos

En los siguientes años, Jordan tuvo temporadas espectaculares. Logrando hacer cosas increíbles, como anotar más de 3.000 puntos en una misma temporada o lograr seis MVP (jugador más valioso). En la temporada 1988-89 jugaría por primera vez una Final de Conferencia con su equipo, los Chicago Bulls. Esa final la perdería contra los Detroit Pistons y sus famosas ‘Jordan Rules’, una táctica que consistía en hacerle marca personalizada (de dos o de tres) a la estrella de los ‘Toros de Chicago’.

El 7 de mayo de 1989, el ‘23’de los Chicago Bulls realizó una de sus canastas más famosas de toda su trayectoria, la mítica ‘The shoot’. Está maravilla de jugada la ejecutaría en la primera ronda de los playoffs, en el quinto partido contras los Cleveland Cavaliers, faltando tres segundos para el final. Lograría desatar la locura de su técnico y sus compañeros, marcando un punto decisivo para la serie.

Michael Jordan

(Foto: Agencia)

Ya en los Juegos de Barcelona en 1992, formaría parte del ‘Dream Team’ junto a Larry Bird, Magic Johnson, Charles Barkley o Karl Malone, ofreciendo un show único e inigualable, coronándolo con la medalla de oro en la final ante Croacia.

Sin embargo, su carrera deportiva también estuvo marcada por su retiro del baloncesto en 1993, a los 30 años, debido al fallecimiento de su padre. Luego volvería en 18 de marzo de 1995 con el dorsal 45 a sus espaldas, para luego con el mítico 23 destacar nuevamente con los Bulls de Chicago, ganando tres campeonatos consecutivos. El 13 de enero de 1999 anunciaría su retirada definitiva a la edad de 36 años.
Es así, como Jordan posee en sus vitrinas seis campeonatos de NBA con los Chicago Bulls, dos medallas de oro con su país en Juegos Olímpicos, 10 títulos de máximo anotador en la NBA; así como, variedad de números y méritos incomparables en su carrera. Una leyenda insuperable.

Muerte de su padre y su incursión en el béisbol

El 3 de agosto de 1993 fue hallado un cuerpo descompuesto en el pantano Gum, en Carolina del Sur. Días después descubrirían que se trataba de James Jordan, padre de Michael, quien había sido asesinado de un tiro en el pecho por Larry Demery, cuando se encontraba descansando dentro de su auto Lexus en una carretera de ese estado.

Esto generó que “el mejor deportista de la historia” decidiera dejar el baloncesto ese mismo año, para jugar al béisbol y así cumplir un viejo sueño de su padre. Jugaría para los Birmingham Barons, con escaso éxito.

Así es Jordan, un hombre con un talento innato que dejará un legado insuperable en la NBA, siendo admirado por la mayoría como “El mejor de todos los tiempos”.

Tags Relacionados:

Michael Jordan


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada