Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Archivo El Comercio

Pepe Ludmir: un peruano amante del Oscar

Fue el primer extranjero en informar sobre la ceremonia de entrega de los premios Oscar en 1951 en Los Ángeles (EE.UU.). Primero lo hizo para la radio, luego para la naciente televisión peruana.

Pepe Ludmir

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

El cine lo fascinaba desde niño, no había matiné al que no asistiera en esa Lima amodorrada de los años 40. Con ese fuego en el corazón, José Ludmir Grimberg, Pepe Ludmir, logró el récord de 44 años ininterrumpidos transmitiendo desde Los Ángeles (EE.UU.), primero en la radio y luego en la televisión, la ceremonia de entrega de los premios Oscar. Sin embargo, nunca lo pudo hacer en vivo y en directo.

Fallecido el 12 de febrero de 1996 (días antes del Oscar de ese año, el que sería transmitido en vivo para el Perú), Ludmir se había convertido desde 1951 en el “Hombre del Oscar”, al punto que muchos comentaban que debía llamarse Óscar y no Pepe.

Se inició en radio El Sol, entre 1949 y 1950, con sus “Charlas del cine” y su seudónimo 'Pepe Mil'. Allí entrevistó a su primera diva, la mexicana María Félix. Ya en radio Panamericana desde 1951, empezó su tarea como Pepe Ludmir.

Los premios Oscar se habían iniciado en 1929, y se realizaron en los primeros 20 años en una sala de cine, seguido de una cena para algunas decenas de personas entre actores y productores. El glamour del premio iría en aumento, tanto como el interés de Ludmir por llevar el Oscar al Perú. Incluso, alguna vez confesó que hasta usó sus ahorros para asegurar la transmisión en el país.

Don Pepe fue el primer extranjero en cubrir la entrega del Oscar en forma completa. Cuando lo hizo por primera vez en 1951, solo dos periodistas informaron del evento. En el cuarto de prensa (no era todavía una sala) estaban solo un camarógrafo de un noticiero norteamericano y él, que ya entonces colaboraba también en la edición vespertina de “El Comercio”.

Pepe Ludmir

(Foto: Archivo Histórico El Comercio)

Usaba solo una grabadora y su primer público importante fue el que sintonizaba la nueva radio Panamericana, de Genaro Delgado Parker. Como todo periodista autodidacta, Pepe Ludmir era muy creativo y audaz. Ese impulso le hizo llegar a la cumbre, a codearse con los divos y divas del celuloide hollywoodense.

Para que su público peruano pudiera ver la entrega ya por televisión (por muchos años a través del Canal 5), debía hacer varias gestiones previas a la ceremonia, y luego editar en menos de 48 horas y viajar a Lima para la transmisión del evento en forma diferida y resumida. El show hollywoodense se veía una semana después.

Era una hora y media de transmisión del espectáculo cinemero, donde Ludmir rescataba lo más interesante y valioso de la ceremonia. La versión original duraba tres horas.

El reconocido periodista confesó alguna vez que no veía cine peruano porque su mundo era el mágico Hollywood. Fue testigo directo de que cada versión de los Oscar era diferente y que las estrellas hollywoodenses de antes eran más cercanas y sencillas que las de la última década del siglo XX. Un ejemplo de ello fueron los notables Gary Cooper y Clark Gable.

Ludmir declaró a “El Comercio” en 1991 que prefería “el cine de antes, con menos dinero y mejores películas”. ¿Cuáles eran los momentos más emotivos de sus últimos 40 años en el Oscar?, le preguntaron esa vez en el Decano. Él sentenció: “La noche del reconocimiento al talento de Charles Chaplin, la que se hizo a Laurence Olivier en los últimos años de su vida y la noche en que la Academia se reconcilió con Ingrid Bergman”.

Cinco años después de esa entrevista, Pepe Ludmir partió a la eternidad.

Tags Relacionados:

Pepe Ludmir

Premios Óscar

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada