Camilo Blas, a 35 años de su muerte: un balance de su aporte a las artes peruanas

¿Por qué es uno de los personajes más destacados de las artes peruanas? Hay muchas razones.

Camilo Blas en una foto en la que también aparecen José Sabogal, Julia Codesido y Enrique Camino Brent. (Foto: Archivo El Comercio)
Camilo Blas en una foto en la que también aparecen José Sabogal, Julia Codesido y Enrique Camino Brent. (Foto: Archivo El Comercio)
Miguel García M.

Cajamarquino de nacimiento, el pintor peruano Camilo Blas nos dijo adiós un 25 de julio de 1985. ¿Por qué es uno de los personajes más destacados de las artes peruanas? Hay muchas razones.

Un familiar cercano, su tío Mario Urteaga, inculcó en él sus primeros afanes artísticos. Se terminó de enamorar de los pinceles y los óleos mientras estudiaba Derecho en las aulas de la Universidad Nacional de Trujillo.

PARA SUSCRIPTORES: FIL Lima 2020: “El golpe de la pandemia nos ha hecho retroceder cinco años”

José Alfonso Sánchez Urteaga –su verdadero nombre- mutó en Camilo Blas, que fue como firmó sus primeras obras, ocultando así su verdadera pasión, en una sociedad que no miraba con buenos ojos a un aspirante a abogado inmerso en la bohemia de los artistas.

“Mochera” tituló su primera creación, que sobresalió sobre las demás obras en un concurso organizado por la Municipalidad de Trujillo. Entusiasmado por esta “palmada en el hombro” llegó a la capital, donde afinó sus destrezas en la Escuela Nacional de Bellas Artes, bajo la atenta mirada de Daniel Hernández.

En 1933 empezó a enseñar dibujo y pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes. (Foto: Archivo El Comercio)
En 1933 empezó a enseñar dibujo y pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes. (Foto: Archivo El Comercio)

En paralelo, culminó la carrera de abogado en San Marcos en 1939, prueba que lo que el joven Sánchez Urteaga se proponía lo conseguía. Fue en ese momento que su vena artística tomó posesión de sus aspiraciones y sus sueños.

Asumió con frenesí la llamada corriente indigenista, con la que se había compenetrado gracias a una convivencia con la vida en el campo, experimentada en el Cusco entre 1926 y 1929, guiado por otro grande de la plástica nacional como José Sabogal.

Presentó exposiciones individuales en 1927 y 1931, y en 1933 se integró a la plana docente de la Escuela Nacionales de Bellas Artes. También deslumbró a través de sus muestras en París, Sevilla y Viña del Mar.

Los personajes andinos son característicos en las pinturas de Camilo Blas. (Foto: Archivo El Comercio)
Los personajes andinos son característicos en las pinturas de Camilo Blas. (Foto: Archivo El Comercio)

“A los 83 años murió el pintor cajamarquino Camilo Blas”, tituló El Comercio a los dos días de su fallecimiento.

“En plena creatividad artística e incluso cuando se disponía a trasladar a Chile parte de su obra para una exposición internacional, dejó de existir el prestigioso artista plástico Alfonso Sánchez Urteaga”, anunció el decano.

“El arte se adelanta a los hechos y es por esencia el camino fundamental de cultura”, decía el gran pintor peruano.

Sus ideas peruanistas de la pintura permanecen como el distintivo particular de su obra y su vitalidad creadora que, lamentablemente, fue interrumpida por un accidente de tránsito.

Blas imprimió en sus obras una marcada propuesta indigenista. (Foto: Archivo El Comercio)
Blas imprimió en sus obras una marcada propuesta indigenista. (Foto: Archivo El Comercio)

Entre sus pinturas más notables tenemos “Paisaje Andino”, “Calle de Usquil” y “Negrita de callejón”, entre otras.

Los entendidos sostenían que Blas había logrado captar con el pincel, con gracia y con cierta ironía, los usos y costumbres del pueblo peruano.

A 35 años de su muerte, le rendimos homenaje recordando a las nuevas generaciones su gran aporte a la plástica peruana.

TAGS

CARGANDO SIGUIENTE...