Los históricos pilares de la escuela que alberga Art Lima

Miles de personas acuden a la Feria Art Lima sin tener en claro cuál es el origen de la Escuela Superior de Guerra del Ejército, monumento histórico de nuestro país

Muchos son los que cruzan su reja de hierro forjado con la idea de asistir a la feria de arte Art Lima. Los stands de las galerías locales e internacionales ocultan parte de su arquitectura neoclásica, influencia francesa que dio origen al espacio que los cobija. Sin embargo, quien llega a la plaza Comandante Espinar de Chorrillos, construida en honor al héroe de la batalla de San Francisco, empieza a sentir el peso de la historia, y el armamento militar utilizado en la Guerra del 41 dispuesto le da al espacio la dignidad de un museo de sitio.

La Escuela Superior de Guerra del Ejército, institución que acoge desde el 2013 a la feria de Arte Contemporáneo Art Lima, fue construida en 1867 como Escuela de Clases y Soldados, para dar formación militar a niños y adolescentes de bajos recursos económicos. De allí salieron los cabitos, niños héroes que en 1879 solicitan ser enviados a defender el sur del país tras el estallido de la Guerra del Pacífico.

Con el respaldo del comandante general del Ejército César Astudillo Salcedo y el general de división Walter Astudillo Chávez, responsable del comando de educación al cual pertenece la ESGE, nos recibe en la puerta de la escuela el general Rafael Pereyra, su actual director. ¿Cómo un centro de educación castrense se asocia a la creación artística?, le pregunto. "En efecto, por años los militares estuvimos encerrados en nuestros cuarteles", responde. "Pero los tiempos cambian. Hoy tenemos una política abierta, no solo en esta institución académica, sino en todos los cuarteles: las puertas están abiertas para que todos conozcan lo que hacemos los militares".

En efecto, para el director de la ESGE, la feria es una excelente oportunidad para que el público descubra las instalaciones de la escuela, edificio emblemático considerado monumento histórico.

Sus altos muros son testigos de una historia de 114 años. Convertida en la original Escuela Militar de Chorrillos, el terremoto de 1940 destruyó su segunda planta, y la obligó a trasladarse al terreno cercano que actualmente ocupa. Ocho años después, el presidente Odría ordena reconstruir el edificio siguiendo los planos originales, con la finalidad de formar oficiales de alto grado en los cursos de Estado Mayor: Personal, Inteligencia, Operaciones y Logística. Estos temas, pilares de todo ejército, son simbolizados por las cuatro columnas de la fachada del auditorio en el primer patio, mientras que las siete escalinatas en su acceso representan los grados en la carrera de un oficial: subteniente, teniente, capitán, mayor, comandante, coronel y general. Asimismo, la primera piedra de la reconstrucción puede verse protegida por una placa de vidrio en el patio, muy cerca del monumento a Bolognesi creado en 1939 por el escultor Luis Agurto. Desde 1989, la escuela y sus alrededores forman parte del Patrimonio Monumental de la Nación, fue reconocida por el entonces Instituto Nacional de Cultura.

—Recuerdo del mariscal—
Este año, la ESGE busca fortalecer la memoria de su más célebre director: el mariscal Eloy Ureta. Estando a cargo de la Escuela Superior de Guerra, asumió la responsabilidad de comandar las operaciones en la Guerra con el Ecuador en 1941.

"En base a todos los conocimientos adquiridos en su formación europea, Eloy Ureta impulsó el empleo de todas las armas. Por primera vez, unió las fuerzas del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la policía en una operación en conjunto", explica el general Pereyra. Tras la exitosa campaña, a Ureta le fue conferido el grado de mariscal, reconocimiento reservado a los militares victoriosos.

—En tiempos de paz—
Como señala el general Pereyra, actualmente la Escuela Superior de Guerra del Ejército enfrenta nuevos retos. No se trata ya de capacitar en el arte de la guerra, sino también en la práctica de nuevos roles en tiempos de paz, como son la respuesta en caso de desastres, el apoyo a la policía para conservar el orden interno, o el trabajo con la población local.

"En este centro coinciden oficiales, profesores y alumnos, de diferentes países. A lo largo de la historia, muchos de ellos han alcanzado los más altos mandos, incluso la presidencia de sus respectivos países", señala el director de la ESGE. Asimismo, esta institución es la primera escuela de posgrado del sistema educativo de las Fuerzas Armadas que ha reacreditado su programa académico con el nuevo modelo planteado por el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace).

"Estamos inmersos en el proceso educativo nacional, toda vez que los oficiales, en el grado de mayor, llevan dos años de estudio muy fuertes para lograr la maestría en Ciencias Militares con mención en Planeamiento Estratégico y Toma de Decisiones", explica el general Pereyra. "Como escuela de posgrado estamos a la par de las universidades del país. Aparte de prepararnos en el arte de la guerra, nos capacitamos para enfrentar nuevos desafíos y participar en el desarrollo nacional. Los militares somos civiles con uniforme", añade.

Más información

Lugar: Escuela Superior de Guerra del Ejército del Perú.
Av. Escuela Militar s/n bajada Agua Dulce, Chorrillos.
Horario: Del jueves 19 al sábado 21, de 2:30 a 9 p.m. Domingo 22; 1:30 a 8 p.m.


Tags Relacionados:

Art Lima

Leer comentarios ()