Teresa Burga: "Lo mío empezó viendo la obra de Duchamp"

La artista nacional, precursora del arte conceptual peruano, y el poeta chileno Raúl Zurita recibirán el homenaje de la Feria Internacional Art Lima

Teresa Burga

En el 2015, Teresa Burga fue seleccionada para participar en la exposición central de la Bienal 56 de Venecia. (Foto: Hugo Pérez/ El Comercio)

Hoy todos la llaman pionera del arte conceptual en el Perú. Pero en sus inicios, al trabajo de María Teresa Burga Ruiz lo llamaban de otra manera: mamarracho, broma, adefesio. ¿Qué sucedía en la Lima de los años 60 para que un arte como el de Burga no fuera bien recibido? Le formulo esta pregunta a la propia artista y ella responde sin dudar: "Por entonces, lo primero era abstracción, la obra de Szyzslo y de los otros. Ellos desechaban todo lo demás". En la siguiente década, las cosas no fueron mejores para ella: los agentes culturales de la revolución de Velasco consideraron que su trabajo no era "nacional".

Su carrera entró en receso a inicios de los años 80, y no sería hasta el cambio de milenio que su trabajo nuevamente pudo ser compartido gracias al redescubrimiento de curadores como Miguel A. López y Emilio Tarazona.

—¿Cómo nació su vocación?
Ah, ni me preguntes eso. Yo jamás quise ser artista.

—Usted comenzó estudiando Arquitectura...
Sí. Pero en la UNI no nos enseñaban bien. ¡Todo era demasiado funcional! Cuando me salí, mi familia me dijo que no podía estar ociosa. Me preguntaba qué podía hacer, y un día que pasé por la plaza Francia, vi la Escuela de Arte. La gente pintaba, conversaba, había un grupo de chicas jugando. Y se me ocurrió entrar.

—Supongo que la Facultad de Arte de la Católica le pareció muy conservadora...
Era conservadora, pero no importaba: ¡nunca hice nada de lo que me decían! A mí me obligaban a pintar con óleo, y yo lo odiaba. Es pegajoso, te embarra, no se seca. Entonces pensé pintar con pintura de pared sobre el canvas. Y Adolfo Winternitz, que era mi profesor, me decía que era un mamarracho. Szyszlo me repetía que nunca sería artista si mantenía esa forma de trabajar. Que lo mío era un adefesio. Y mira que su esposa, Blanca Varela, le decía que, de todas sus alumnas, yo era la única que iba a hacer algo importante. Ella siempre creyó en mi obra.

—¿Cómo descubre el arte conceptual?
Aún no llegaba al Perú, recién se estaba haciendo en Estados Unidos. Lo mío empezó viendo la obra de Marcel Duchamp. Eso era lo que me gustaba. Y en la escuela me decían que eso no era arte. Me vetaron. Pero eso era lo que me gustaba.

—Y pensar que "La fuente" de Duchamp había cumplido entonces 50 años...
Sí, pues. Pero hasta ahora lo siguen criticando.

—Provocación vital—
Además del arte conceptual, en los años sesenta Burga se decantó por el pop art y el arte óptico dentro del colectivo Arte Nuevo (1966-1968), que reunió jóvenes furiosos como Luis Arias Vera, Gloria Gómez-Sánchez, Jaime Dávila, Emilio Hernández Saavedra, Armando Varela o Luis Zevallos. Teresa lo recuerda: "Cuando se organizó en Lima el Festival Americano de Pintura, Szyszlo no quiso que estuviéramos presentes. Entonces presentamos 'El ombligo de Adán', e hicimos 'happenings' y todas esas cosas". La artista se refiere a una exposición seminal en la historia de nuestro arte contemporáneo, que marcó la ruptura generacional entre una vanguardia juvenil experimentalista y el lenguaje consagrado de los grandes nombres del modernismo.
Burga partió a Estados Unidos en 1968, para estudiar en el Art Institute de Chicago, tras obtener la beca Fulbrigth. Ya había vivido en París y Berlín durante dos años antes de terminar la Escuela de Arte, por lo que ansiaba volver a esa vida "más amplia", como ella dice.
Regresó al país en 1972, en la época del gobierno militar encabezado por el general Velasco. "Entonces no podía exponer mi trabajo. Decían que lo mío no era arte peruano", lamenta la artista, que tuvo que optar por un cambio radical: entrar a trabajar a la oficina de Aduanas, empleo que conservó por 30 años. "En las mañanas trabajaba y en las noches hacía mi obra en casa. Pero nunca se presentaba. ¡Todo estaba dentro de cajas!", recuerda.

— Al viajar a Estados Unidos, ¿se había cansado del Perú?
Nunca me cansé del medio local. Para mí, estaba perfecto...

— Perfecto para subvertirlo, por supuesto. ¿Pero nunca se sintió frustrada por lo conservador del ambiente?
Sí, pero afuera tampoco era muy bonito que digamos. Los años 60 eran una época aún mala para las mujeres. Ahora están más independizadas, aunque sigan dominadas.

—La coyuntura local siempre atentó contra su trabajo. ¿Cómo evitó la frustración?
Es que yo no presto la menor atención a esas cosas. Soy muy despistada. Nunca he pretendido el reconocimiento. Casi me gusta no tenerlo. Así, la obra se vuelve más interesante. Cuando tengo reconocimiento, nace en mí el temor de estar cediendo.

—Hoy, sin embargo, todos hablan de usted. ¿Siente que ejerce cierta influencia en los artistas jóvenes?
No creo. Hay artistas que se acercan y me hacen preguntas. Y cuando hay que conversar, converso. No me siento una artista. No sé qué es serlo.

—¿Alguna vez llegó a hacer las paces con Szyszlo?
Yo perdono a todos, no me gusta guardar rencores. ¡Él era el que se peleaba con todo el que hiciera algo diferente!

—Y en todos estos años de carrera, ¿qué certeza mantiene?
Que estoy haciendo las cosas medio mal. Ya no totalmente mal.

Raúl Zurita

Aplausos a la vida.

1.

Mañana 19, a las 10 a.m. en la Escuela de Bellas Artes (Jr. Áncash 681, Lima), se ofrecerá el Reconocimiento a la Trayectoria Art Lima 2018 a la artista Teresa Burga, al poeta Raúl Zurita y a la coleccionista cubana Ella Fontanals-Cisneros.

2. El mismo día, a las 3:40 p.m. en la Escuela Superior de Guerra del Ejército en Chorrillos, se ofrecerá la conferencia "Autopista a la poesía visual de Raúl Zurita". Él conversará con Dante Trujillo, editor de El Dominical de El Comercio.

3. El sábado 21 de abril, a las 4:40 p.m., se abre la mesa “Teresa Burga, pionera del arte conceptual peruano".

Más información

Art Lima 2018
Fechas: 19, 20, 21, 22 de abril.
Lugar: Av. Escuela Militar S/N, Bajada Agua Dulce, Chorrillos.
Entradas: Teleticket de Wong y Metro.
www.feriadelima.com
@artlimaoficial

Tags Relacionados:

Art Lima

Teresa Burga

Leer comentarios ()