¿Qué tan bueno es bañarse todos los días? Esto dice la OMS. Foto: FreePik.
¿Qué tan bueno es bañarse todos los días? Esto dice la OMS. Foto: FreePik.
Redacción EC

Hay personas que temen bañarse para evitar contraer alguna enfermedad. Ese es el caso de Hamou Haji, un hombre iraní conocido por ser el “hombre más sucio del mundo”, quien no se duchó por más de 60 años. Él falleció unas semanas después de darse su primera ducha. Debido a ello, surgió la pregunta de si es necesario bañarse todos los días o no.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud () son casi dos tercios de la población mundial que lo hace a diario, ya sea por higiene o por evitar que el olor corporal. Además, los expertos consideran que bañarse una vez al día no es perjudicial para el ser humano. Más que la frecuencia, lo que importa es la cantidad de tiempo que pasamos en la ducha.

¿Por qué no debemos bañarnos todos los días?

Para la OMS menciona que las duchas no deben exceder de cinco minutos, debido al ahorro del agua y la sostenibilidad, pero también por los siguientes motivos:

  1. Se eliminan bacterias y microorganismos que protegen nuestra piel: Esto provoca que la piel se seque o se irrite, lo cual puede generar infecciones o reacciones alérgicas.
  2. A menos que estemos sucios, sudorosos o se padezca alguna enfermedad que obligue a una limpieza diaria, con bañarse varias veces a la semana sería más que suficiente.
  3. Puede reducir la capacidad de anticuerpos: Según un estudio de la Universidad de Harvard, el sistema inmune necesita de la estimulación de la suciedad para crear algunos anticuerpos protectores.
  4. El agua del caño tiene sales y químicos que pueden causar problemas de salud.

Por tanto, la OMS asegura que la ducha perfecta debe ser corta y con agua tibia y se deben limpiar principalmente las zonas que producen mal olor, como las axilas, los genitales, los pies y las ingles.

El jabón ideal para los diferentes tipos de piel

Todos tenemos diferentes tipos de piel, en consecuencia, debemos usar un jabón específico para que así cada ducha sea beneficiosa.

  • Piel grasa: Si tenemos la piel grasa, brillante y hay una tendencia a tener acné, se recomienda usar jabones más suaves para eliminar la suciedad y evitar dañar la piel.
  • Piel mixta: Son la combinación de la piel seca y la piel grasa. Los jabones que se usan deben ser jabones para pieles normales, ya que si se usa uno para piel grasa, se aumentará la grasa y si se usa uno para piel seca, se aumentará la sequedad.
  • Piel normal: Este tipo de piel es ideal para cualquier producto, en estos casos se pueden usar jabones humectantes o jabones para pieles normales.
  • Piel seca: Hay que tener cuidado con este tipo de piel, lo recomendado es usar jabones hidratantes, para todo el cuerpo y para la cara también. Se pueden usar fragancias frutales u opciones más florales.
  • Piel sensible: Esta piel es una de las más delicadas y cualquier producto que no sea específico puede irritar la piel. Lo recomendable es emplear jabones con pH balanceado, ya que gracias a la acidez natural de la piel, generarán un balance para llegar así al equilibrio.

En resumen, si bien no existe una frecuencia ideal para bañarse, los expertos sugieren que bañarse varias veces por semana es suficiente para la mayoría de personas. Nuestra piel libera sustancias para mantener su buen estado, por ello, hay que tener en cuenta también los productos para la piel que se utilizan, no solo los jabones, sino las cremas o los geles de limpieza.