Módulos Temas Día
Administra tu carrera y tu marca personal

La sonrisa de mi gente

"¿Que yo soy responsable de la sonrisa de mi gente? No, señor, eso es tarea de RR.HH. o, en todo caso, del gerente general. Ellos establecen las reglas y deciden cuánto gana cada quién. Yo soy solo un supervisor que hace su trabajo lo mejor que puede." ¿Le suena familiar? Todos sabemos que la única manera de lograr las metas y objetivos de negocio es satisfaciendo a nuestros clientes. Y, obviamente, para que los clientes sonrían, los empleados deben poder sonreír. Sin embargo, la sonrisa de los empleados depende de su jefe directo y no solo de prácticas de gerentes de primera línea.

Sonrisa edit.jpg
Seguir leyendo...

El momento de ponerse metas

Escalada200.jpgEn el mundo del trabajo estamos acostumbrados a que nos pongan metas. En función del cumplimiento de estas nos evalúan, premian o promueven. Muchas veces son muy exigentes -y a veces nos suenan irrealistas o hasta imposibles- pero igual hacemos el esfuerzo para cumplirlas. Lo interesante es que casi siempre las cumplimos. Estamos "programados" para cumplir lo planeado. Sin embargo, en nuestro mundo personal no siempre funcionamos así. Nada tan preciso como el dicho: "La mayoría de la gente no le apunta a nada en la vida y acierta con increíble puntería". Seguir leyendo...

Siempre vigente

vigente.jpg Una de mis amigas más exitosas de la universidad se casó con un tipo popular, de esos que llegaban con su tabla en el techo del auto. Pasaron los años y ella se sintió tan "segura" en su vida de casada que terminó descuidando muchas cosas fundamentales: la relación con su esposo, su desarrollo y cuidado personal, sus amigas. "¿Ya para qué?", nos decía. "Él tampoco es quien solía ser", decía justificando su propia actitud, al tiempo que se quejaba de su vida, su soledad y, por supuesto, de su marido. Lamentablemente, y como suele suceder, él encontró a otra que sí lo hacía sentir bien. Mi amiga quedó devastada: nunca se imaginó que esto le podía pasar a ella. Le tomó más de un año recobrar su autoestima y seguridad. Felizmente, se puso de pie, regresó a la universidad, al gimnasio y hasta volvió a ser regia. Más le costó recuperar a sus amigas, que ya casi la habíamos olvidado. Comenzó a salir nuevamente, conoció a alguien y empezó una nueva vida que prometía ser mejor. Seguir leyendo...

Hacia la compra de nuestra libertad profesional

Libertad.jpg
Muchas cosas malas nos pueden pasar en la vida. Una de ellas es estar atrapado en un mal trabajo, aquel en el que no estamos a gusto. Donde sentimos o sabemos que no tenemos futuro, en el que nos sentimos maltratados, poco respetados o, peor aun, donde nuestra ética y valores no son consistentes con los de nuestro empleador. Obviamente, todos tenemos obligaciones que cumplir y no se trata de renunciar a un trabajo por situaciones que, muchas veces, terminan siendo pasajeras. Sin embargo, cabe preguntarnos si tenemos posibilidades de éxito haciendo algo que no nos interesa de verdad, para lo cual no tenemos talento natural, donde no estamos verdaderamente motivados o peor aun, donde cada día es un suplicio continuar. ¡Obviamente no! Seguir leyendo...

El salario emocional

Ritz Carlton, la prestigiosa cadena internacional de hoteles, es famosa en el mundo por brindar la mejor atención al cliente, consiguiendo así sus metas de negocio. ¿Dónde radica la fórmula de su éxito? Su eslogan nos da una pista clave: "Damas y caballeros sirviendo a damas y caballeros". Y, claro, todos sabemos que los resultados de negocio dependen directamente de la satisfacción de los clientes. Hasta aquí, todos de acuerdo. Sin embargo, para que los clientes sonrían nuestros empleados y colaboradores deben sonreír primero. Pero, y esto es importante de resaltar, la sonrisa de nuestros empleados no es solo responsabilidad del gerente general o del gerente de recursos humanos de la empresa, como suele creerse. ¡Es responsabilidad de todos aquellos que supervisan a gente! Seguir leyendo...

Hoy en portada

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos