Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
Headbangers

Lo que está por venir

Como metralleta fuera de control, muchísimas bandas llegan a nuestro país. Ahora, por fin, vivimos con normalidad ver conciertos de todas las tallas, géneros y magnitudes. Bandas tan grandes e importantes como Megadeth se han vuelto casi “caseritas” de nuestras canchas, todo esto como consecuencia de que finalmente, los empresarios y productores, se dieron cuenta de que el metal llama toneladas de personas y es una buena manera de generar fondos. Poco a poco todos vamos cumpliendo el sueño de ver en vivo a nuestras bandas favoritas. Aquí, algunas que pronto reventarán tímpanos a la vuelta de la esquina. ¿Y a cuáles se apuntan de hecho? Seguir leyendo...

Arsenal, con hambre de metal

La banda nacional conformada por Jaime La Rosa (guitarra y voz), Rafael Contreras (guitarra y voz), Julio César Jáuregui (bajo) y Alejandro Rojas (batería) reventará los primeros minutos del concierto de Megadeth. En el 2008 la prestigiosa revista Metal Hammer UK comentó su trabajo con adjetivos como “Fiery” y “Glorious”, calificándola finalmente como “Great Band”. Su primer disco, Resistiendo, recibió críticas positivas en distintos medios de comunicación y les permitió ganarse un nombre en la escena local. Aquí un poco de ellos, de su historia y de sus ansias de música. Seguir leyendo...

El segundo round de Megadeth

Si ver a Megadeth por primera fue una experiencia increíble y memorable de por vida, no habrá nada mejor que verlos por segunda vez. Si en el primer concierto te quedaste con ganas de reventarte los riñones pogueando, ahora podrás dejar la vida en la explanada del estadio Monumental. Si hace dos años los viste de lejos ya que te ganó el presupuesto o la hora, en dos semanas podrás hasta luchar por una de las uñas y lograr gritar toda tu pasión a la cara del mismísimo Mustaine. Eso sí, imposible perdértelo…otra vez. Seguir leyendo...

Hasta que se parta el cuello

Nunca me interesaron las baladas o las melodías suaves. Y ni hablar de bandas que empiecen con la palabra “enanitos” o terminen en “cadillacs”. Aunque trato de escuchar, aunque sea una vez, toda la música nueva que cae en mis manos, suelo regresar violentamente al mismo género: Metal. Si no me duelen los tímpanos y me retumba la cabeza luego de escuchar un disco, pondré mi cara de recogimiento y diré: “Genial, pero no es para mí”. Ver a Metallica tocando a tan solo unos metros hizo que reconociera, finalmente, que nada me puede gustar más en la vida que un potente riff o un doble bombo. Seguir leyendo...

Hoy en portada

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ