Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
heroesantesde30

CESAL en Huachipa, oportunidades para los jóvenes

Seis años después, tres mil jóvenes se convierten en raíces del desarrollo de una parte de Lima con mucho por crecer. Tras su graduación, se les suman hoy otros cincuenta, gracias al trabajo de CESAL en Huachipa.

Por: Pedro Reyna

Casa para Jóvenes “La Rosa Blanca”

Ir de la infancia a la juventud es consolidar la identidad y encontrar nuestro potencial desconocido, por ello el buen uso del tiempo libre  puede aportar al bienestar futuro de la persona. Se puede canalizar los momentos usados voluntariamente para satisfacer aficiones o participar en actividades sociales hacia procesos socioeducativos donde, debidamente, los jóvenes sean protagonistas.

2-

Nievería es una zona de difícil acceso en Huachipa (el distrito de Lurigancho es el sexto de menor ingreso de Lima Metropolitana según FONCODES), en su atmósfera intercultural los jóvenes convierten la herencia andina de sus padres en algo nuevo a partir de lo que la ciudad les ofrece.

1-

CESAL propone “La Casa para Jóvenes”, un espacio de encuentro que combina la preparación para el trabajo, la formación en valores y la prevención de conductas adversas a través de un espacio no formal de educación que acompaña a quienes acoge en su desarrollo personal. “Ya habíamos hecho trabajos con niños y madres y el 2007 empezamos a atender a este grupo que nos permitía continuar el acompañamiento en otra etapa de sus vidas y tomamos el modelo de “casa” para desarrollar un trabajo integral”, Sara Flores, coordinadora de CESAL en Huachipa.

La “Rosa Blanca” toma este nombre del movimiento de resistencia no violenta homónimo, fundado en Alemania en 1943 por un grupo de estudiantes católicos de la Universidad de Munich contra los crímenes del régimen nazi durante la segunda guerra mundial.

La “Rosa Blanca” toma este nombre del movimiento de resistencia no violenta homónimo, fundado en Alemania en 1943 por un grupo de estudiantes católicos de la Universidad de Munich contra los crímenes del régimen nazi durante la segunda guerra mundial.

Del proyecto a la acción, viendo los frutos

Desde que CESAL llegó allá por 1997, la economía de Huachipa se ha diversificado fuera de las ladrilleras donde los niños acuñaban bloque tras bloque, hay más vías de acceso e información en abundancia gracias a las nuevas tecnologías, pero las necesidades educativas aún acarrean oportunidades perdidas.

El proyecto se inició en 2008, la ONG CESAL, de 25 años alrededor del mundo y sus socios han capacitado a más de 3 mil jóvenes en computación, corte y confección, asistencia educativa, serigrafía, diseño gráfico, asistencia contable, ensamblaje y cosmetología, a precios módicos para consolidar la principal opción educativa de su tipo en la zona.

El proyecto se inició en 2008, la ONG CESAL, de 25 años alrededor del mundo y sus socios han capacitado a más de 3 mil jóvenes en computación, corte y confección, asistencia educativa, serigrafía, diseño gráfico, asistencia contable, ensamblaje y cosmetología, a precios módicos para consolidar la principal opción educativa de su tipo en la zona.

Durante la obligada celebración del Día de la juventud se ha certificado a los participantes de 4 talleres (corte y confección, cosmetología, auxilio educativo y caja comercial) de los 8 que componen la oferta para una rápida inserción laboral. Con diploma en mano aprovechan para compartir su experiencia y hacer votos por el negocio propio o la tranquilidad familiar.

El factor humano

La formación humana complementa la productiva. Esta atención permite que las capacidades de adolescentes y jóvenes surjan de un acompañamiento orientado a su desarrollo personal. La socialización y convivencia son la clave en este espacio para encuentros y el acompañamiento incluye en ocasiones a toda la familia.

Inés Ayllón es educadora, está a cargo de la Casa desde hace dos años: “El punto de partida es que el otro es importante y tiene un valor incalculable. Se ayuda al joven a tener otras perspectivas sobre su vida, gracias al acompañamiento puede ver más que su alrededor y volverse emprendedor”.

Con la fuerza de todos

Durante estos años el proyecto ha contado con el reconocimiento de la comunidad y el respaldo de instituciones socialmente responsables como Scotiabank, Aje, Camargo Correa, las fundaciones MAPFRE y Real Madrid y la Cooperación Española, pero sus visionarias impulsoras consideran que recién empieza.

Diana Martel, monitora social que ha atendido personalmente unos 200 casos en sus dos años en la Casa, comenta “aunque hemos logrado que jóvenes madres corten una cadena de violencia familiar o hagan su emprendimiento, siempre te quedas con la sensación de poder hacer más”.

Uno de los casos es el de David, graduado de cajero comercial y futuro emprendedor, para quien el potencial joven de esta tierra es inmenso pero carente de ventanas para exhibirse, sin que esto sea obstáculo para perseguir sus ambiciones. Gracias a su pasado difícil y el optimismo adquirido de sus charlas con Diana, se siente con la fuerza para conseguir lo que necesita, porque sus compañeros y él “vienen de un lugar duro, pero han sido bien formados y continuarán haciendo su camino”.

5-

 

¿Quieres formar parte de los proyectos de la Casa? ¿Te gustaría ayudar y no sabes cómo?

Escríbenos a: comunicacionperu@cesal.org o a pcardenas@cesal.org  juntos podemos hacer una diferencia.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ