Módulos Temas Día

Más en CADE

CADE 2017: ¿Qué opinan los participantes de la edición 55?

CADE 2017 no agradó a los cadeístas. El caso Lava Jato y la ausencia de grandes empresarios y conferencistas repercutió en el resultado final, comenta el enviado especial de Día 1 al evento

PPK en CADE 2017

"Tienes un Congreso que lanza leyes técnicas, leyes populistas sin sustento; bancadas que son pésimas representantes de la política peruana, y tienes a un presidente que no ha sabido lidiar con este problema", criticó Beteta.

Más de 1.000 participantes convocó el evento empresarial más importante del año en Paracas. Asistieron los funcionarios más representativos del Ejecutivo, incluido el presidente Kuczynski, en una semana difícil.

Cade 2017 rompió esquemas, pero de forma ambigua. Su mirada al futuro, incluyendo una proyección tan alucinante como la mostrada por José Luis Cordeiro - cuyo vínculo como ‘fundador’ de Singularity University ha resultado no ser cierto-, un ferviente creyente en la capacidad del ser humano de vencer a la muerte, generó reacciones a favor y en contra.

“Estamos rompiendo la monotonía de conversar sobre si crecemos 2,8% en el PBI o si se abre o cierra una mina, y hemos empezado a pensar en un plazo más largo de reformas que nos deberían dar competitividad en los siguientes 15 años”, remarcó Diego Macera, gerente general del IPE.

Tal fue el objetivo del CADE 2017, un evento que se centró en atacar los problemas estructurales que obstaculizan el crecimiento, como el divorcio entre la economía y la política; entre el Congreso de la República y el Poder Ejecutivo; entre la visión cortoplacista y la de largo aliento (resumido en el lema “No más cuerdas separadas”).

Pero esta visión, alabada en líneas generales por analistas políticos y económicos, no tuvo mucho eco en el empresariado, como lo pudo comprobar in situ Día1. El Cade que se vivió en los pasillos del evento fue, salvo contadas excepciones, muy criticado por este.

IMPACTO LAVA JATO

¿El principal reproche?: la ausencia de empresarios de peso y gurús de reconocido prestigio en el ambicioso, pero disperso, programa de exposiciones. El caso del publicitado José Luis Cordeiro, quien reconoció a este Diario no ser profesor de Singularity University (como rezaba su credencial), fue el más ilustrativo.

“No ha habido un gran esfuerzo por traer a grandes conferencistas para apuntalar el programa del evento. He pagado US$2.000 por asistir y no he visto nada nuevo”, refirió un empresario del sector industrial.

Cade –añadió un empresario del sector energía– requiere un alto nivel de preparación de los expositores, porque es un evento muy importante; “pero eso no lo hemos visto este año”.

Según los concurrentes al evento, CADE 2017 se resintió frente a las dos ediciones previas: la del 2015, año electoral; y la del 2016, que generó expectativa por ser el primer año de gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.

Ello no ocurrió este año. De acuerdo a uno de los organizadores, la puesta a punto del evento se vio impactada por el caso Lava Jato (Odebrecht y sus asociadas) que creó zozobra económica y también política.

“Armar el evento fue difícil porque no sabíamos a qué ministros y personajes invitar con anticipación, debido a la inestabilidad política. Pese ello, conseguimos llevar a 1.100 participantes, que son el número que Paracas puede soportar”, señaló.

Los empresarios consultados por Día1 refieren, no obstante, que las vicisitudes de Odebrecht y sus asociadas no pueden ser consideradas agravantes, pues, indican, los auspicios comerciales para el evento no cayeron.

IMÁN PARA INVERSIONISTAS

“El programa de CADE 2017 puede no haber sido satisfactorio, pero eso no le quita fuerza al evento, pues sigue siendo un imán para los inversionistas que quieren hacer negocios”, refirió Fernando Balbuena, director ejecutivo de IPAE.

No hay un estimado de cuántos contratos se entablan, discuten o cierran en Cade, pero es posible que sumen varios millones de dólares. Y esta edición no fue la excepción.

Por ejemplo, en Paracas la agencia de hidrocarburos Perú-Petro se reunió con empresas internacionales interesadas en acceder a nuevos lotes de petróleo y gas. Y también la petrolera estatal Petro-Perú sostuvo negociaciones con inversionistas interesados en participar en la ampliación del Oleoducto Norperuano, lo cual demuestra que Cade sigue siendo una meca para los negocios, aunque no satisfaga del todo a los cadeístas.

Lea más noticias de Economía en...

Tags Relacionados:

Día 1

Lava Jato

CADE 2017

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada