Módulos Temas Día

En 280m2: el departamento ideal para vivir en familia

La interiorista Mariana Albarrán, de Amalgama, tuvo carta libre para intervenir este departamento de 280m2 a su manera, con un concepto que mezcla una huella contemporánea con pinceladas clásicas. 

Más allá de la belleza estética de una casa, lo que un interiorista busca es que sus habitantes consigan en ella todo aquello que les permita llamarla hogar. La diseñadora Mariana Albarrán, de Amalgama, fue quien ideó el concepto de trazos contemporáneos de este departamento de una joven pareja con un pequeño hijo, ubicado frente al Golf Club de San Isidro. Sus dueños, demandaron sólo un requerimiento: traer la esencia de las bahías de San Sebastián (España) a su refugio por ser un lugar que transmite fuerza de espíritu y calma.    

"El objetivo se centró en una combinación bien pensada de estilos, que no dejase de lado una sutil inspiración en la ciudad de San Sebastián (España), un pedido especial por parte del dueño, de origen español", dice Albarrán. Evocar las bahías de ese lugar se convirtió también en el objetivo de la interiorista para conseguir que sus habitantes se sintieran cómodos y en su lugar.  

Es así que un entorno contemporáneo y con toques clásicos acogió un aire marino mediante el azul intenso que destaca en la sala, esencialmente en el sofá de enfoque tradicional, diseñado por Amalgama; y en el estilo náutico de la alfombra de lana de alpaca, de Brapal Art. Esta perfecta alusión se siente, además, en el tono arena de la pared principal, vestida con papel de rafia natural, de Deco Interior's. El toque actual lo pone la butaca Lounge de Eames-traída por Entresillas-y la forma recta de la mesa de centro, que posee una superficie de madera pintada en poliuretano brillante. 

Imagen ecléctica 

Un amplio comedor se encuentra frente a la sala. Aquí, una mesa atemporal tiene una base de madera, además de un tablero de mármol que añade elegancia y fuerza al espacio. Ayuda darle contraste al ambiente la temática bicolor de las sillas de corte mid century; mientras que la alfombra étnica otorga mucho ritmo con sus patrones de rombos. Una gran lámpara de lino azul, creada por Amalgama, ilumina el centro de la mesa; y su largo cable, adquirido de una plancha común, hace que el entorno resulte libre y ligero. 

Como un santuario para convivir, jugar o pasar un buen rato en familia, se muestra la zona de estar. Su carácter fresco también recuerda a San Sebastián en las rayas blancas y mentas pintadas en la pared principal, y en los pósters antiguos adquiridos en esta ciudad, que recuerdan su espíritu marino. 

Además, el segundo comedor tiene una apariencia más actual, con una combinación de sillas Eames y Ghost, que brillan por su diseño liviano y contemporáneo. De un estilo más cálido y divertido es el cuarto de niño, donde destaca una carpa india (de Clementine & Bastien), el lugar favorito del más pequeño de la casa a la hora de leer un cuento o jugar a las escondidas.  

De esta manera, Mariana Albarrán encontró un equilibrio exacto y dio vida a rincones con una belleza atemporal y una naturaleza hogareña. 

Tags Relacionados:

decoración

casa&mas

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018
Ir a portada