Módulos Temas Día

Más en Arquitectura

Accesibilidad: los tres errores más comunes de los edificios en Lima

Todas las edificaciones deben cumplir las normativas que contemplan accesos adecuados para personas con discapacidad; sin embargo, en mucho casos, se le da mayor importancia a lo estético.

Errores de accesibilidad

(Fotos: Safe City)

(Fotos: Safe City)

A propósito del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, conversamos con Gálata Llano, gerente general y fundadora de Safe City, empresa peruana especializada en accesibilidad y diseño universal, quien nos contó acerca de los errores más comunes que se pueden encontrar en los edificios en Lima.

Según la especialista, estas dificultades se dan con frecuencia por poner el aspecto estético por encima del diseño para todos, cuando lo ideal sería tomar en cuenta los temas de accesibilidad desde la concepción del proyecto. “Cuando la accesibilidad se toma como algo que se tiene que hacer después porque es una obligación que hay que cumplir, las cosas no se hacen bien y es ahí cuando aparecen estos errores”.

1. Ingreso principal a distinto nivel
Lo recomendable sería que el ingreso a los edificios estén al nivel de la calle; sin embargo, lo común es encontrar unos cuantos escalones para llegar a la puerta principal. Como solución a este problema se suelen instalar rampas, que muchas veces no cumplen con las medidas necesarias, o una plataforma elevadora, que genera un gasto de mantenimiento adicional.

“La realidad es que tenemos edificios nuevos con ingresos que no son accesibles, no solamente pensando en personas con discapacidad, sino en todos, en personas mayores, en niños, en coches de bebés”, comenta Llano.

2. Recepción no accesible para todos
Las recepciones de los edificios deben ser, según la normativa, espacios que faciliten una comunicación fluida entre la persona que ingresa y la que brinda información. “Estas deben tener dos alturas, para que una persona de talla baja o en silla de ruedas pueda conversar de manera directa con la persona que atiende”, señala la especialista.

3. Pisos resbalosos
Existe la idea de que todo material que brilla es lujoso, y la realidad es que cuando algo brilla por lo general resbala. En esas condiciones el riesgo de accidentes es alto. Así, materiales como mayólica de alto brillo, granito, mármol e incluso el concreto pulido deberían ser descartados.

“Esto lo encontramos muchas veces también en rampas de acceso, lo que hace que la rampa se convierta en algo totalmente inaccesible y sin utilidad”, añade Llano.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada