El estudio de arquitectura se inspiró en la aventura, el arte y el deporte para diseñar las nuevas oficinas de la empresa de bebidas energéticas Red Bull en Estocolmo, Suecia.

La oficina se caracteriza por la simpleza, elegancia y la incorporación de espacios comunes flexibles que incluyen una recepción con un escritorio modular que puede reconfigurarse para funcionar como bar por las noches.

Se usó una elegante paleta de colores como azul, negro y oro y entre los materiales naturales destacan el mármol, cuero y madera.

En la galería descubre cada uno de los ambientes de las oficinas de Red Bull.

TAGS RELACIONADOS