Redacción EC

Diseñado por Andrew Carnegie, este edificio de estilo Beaux Arts se erigió como la primera biblioteca pública de Washington en 1903. Hoy, tras estar abandonado un tiempo, se convirtió en la nueva tienda de de la capital estadounidense.

“Me encanta la sinergia entre lo antiguo y lo nuevo, la yuxtaposición del tejido histórico y el diseño contemporáneo”, sostuvo Jonathan Ive, director de diseño de Apple. “Sentimos un gran sentido de responsabilidad al darle a este monumento tan querido una nueva vida”, explica Stefan Behling, jefe del estudio Foster + Partners, estudio encargado del proyecto.

Para lograr este resultado, en la restauración de este inmueble del siglo XX se han utilizado una gama completa de materiales adaptados a los originales. Las fachadas de mármol de Vermont fueron restauradas de forma cuidadosa.

No es la primera que Apple apuesta por Foster + Partners. Antes les confiaron la construcción de su sede y tiendas icónicas como la de Milán, entre otras.

Conoce más detalles de la nueva tienda de Apple en Washington en la galería que acompaña esta nota.

TAGS RELACIONADOS