Módulos Temas Día

Consejos para integrar la silla Pavo Real en tu decoración

Ya sea de fibra natural o de madera, la silla Pavo Real es una pieza versátil, capaz de integrarse a diversos estilos deco.  

Por Giovanna Dioses. 

Esta pieza hecha en mimbre, ratán o madera destaca por su respaldar curvo que imita la cola desplegada de un pavo real. Es un mueble que data del siglo XIX, y se caracteriza por su gran respaldo arqueado de 1,07 m de alto y una base en forma de reloj de arena. Esta versión ganó notoriedad al ser el mueble donde Sylvia Kristel, la actriz principal de la película francesa Emmanuelle (1974), posa para promocionar la cinta.

“Suele pensarse que es de uso exterior por su carácter exótico, pero es posible integrarla en la sala, el comedor, el dormitorio o en un rincón para crear una zona dedicada a la lectura o el descanso. Es sumamente confortable, ya que su gran formato genera la sensación de sentirse abrazado o contenido por el mueble”, señala la interiorista Abigail Guevara.

Armoniza con el estilo rústico, nórdico, étnico, tropical y boho chic. “Es una pieza que tiene mucha preponderancia por el diseño de su respaldo, lo que la convierte en el foco de atención de cualquier espacio. Potencia su atractiva silueta con cojines de colores intensos (fucsia, turquesa, verde) o con diseños geométricos. Otra salida es optar por una silla de tono llamativo, como amarillo”, menciona el interiorista Luis Escobar.

Para que no le roben protagonismo, acompáñala con muebles ligeros, de altura baja y de tonos neutros (blanco, crema, gris claro) o suaves. “Los de líneas rectas rompen con la simetría. La silla Pavo Real conjuga con los elementos de madera clara y el hierro, para una propuesta más rústica; o el mármol, el metal y acabados en poliuretano, si buscas un escenario más moderno”, indica la interiorista Rosalía Solari.

En diferentes estancias

En una sala de fondo neutro, Guevara sugiere optar por una silla Pavo Real de mimbre blanca y acompañarla con un sofá tapizado con lino gris claro trabajado con la técnica del capitoné en el asiento y el respaldar. “Coloca una mesa nido de centro con tablero de tronco de forma irregular y patas de fierro en color negro, para darle un toque natural al espacio. Delimita el área con una alfombra de lana de oveja con diseños geométricos (triángulos, rombos), rayas o zigzag de color negro sobre un fondo beige o hueso”, refiere Guevara.

Plasma un comedor rústico, integrando en la cabecera de una mesa de madera maciza (cedro, roble, pino, caoba) sillas Pavo Real. Para acentuar su jerarquía dispón sobre ellas cojines mullidos de tonos cálidos y vivos, amarillo, naranja, rojo, los cuales pueden estar presentes en la vajilla o centro de mesa para amarrar la propuesta. Complementa el espacio con bancas largas de madera

Fuentes: Abigail Guevara, interiorista. proyectosdesign@hotmail.com / Luis Escobar, interiorista. iluisescobarc@gmail.com / Rosalía Solari, interiorista. rosaliasolari@gmail.com


Tags Relacionados:

Pavo real

silla

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada