Módulos Temas Día

Consejos prácticos para conservar tu mobiliario de acero, cobre y bronce

Luce como nuevas estas piezas, como también adornos y electrodomésticos de estos materiales. 

Estos metales son capaces de brindar modernidad, elegancia y ser acento de color en los ambientes, pero mantenerlos no siempre es fácil. Carlos Chávez, de Acero 910, refiere que el acero se oxida porque tiene en su composición un mayor porcentaje de hierro, que lo hace más vulnerable a la intemperie sin coberturas, sobre todo en una casa de playa donde la brisa marina destruye el acero común", explica.  

El bronce es una aleación de cobre y estaño, y es muy posible que se decolore por la exposición a productos químicos como ácidos y amoniacos. También lo deteriora la humedad. La primera alerta es la aparición de una capa verdosa de óxido. Para limpiarla, lava la pieza con agua hasta retirar la capa; luego haz lo mismo con una mezcla de agua, vinagre y bicarbonato, y sécala y frótala con un paño suave.

Aravec Clarck, de Algo, comenta que el cobre es un material que se mancha fácilmente con ácidos corrosivos, como los nítricos, sulfúricos, clorhídricos y fosfóricos, y con la sal marina. "Si el objeto tiene contacto con estas sustancias, se recomienda lavarlo inmediatamente con agua o pasarle un paño húmedo, así se evita el proceso de corrosión de la superficie", dice. 

Asimismo, puedes conseguir limpiadores de cobre en supermercados y tiendas especializadas: se aplican con un paño suave. 

Tags Relacionados:

mantenimiento

casa&mas

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada