Redacción EC

La importancia de conservar el área de la cocina limpia siempre cobra mayor sentido cuando nos preocupamos de su contacto con los alimentos que vamos a consumir. Sin embargo, muchas veces esta rutina es vista como tediosa y complicada. Tranquilo, hay ciertos hábitos que pueden convertirla en algo más rutinario. 

Primero, es importante focalizar los lugares de la cocina donde la limpieza y el orden deben ser más frecuentes. La zona de cocción y las encimeras son dos de las principales, ya que suelen ensuciarse más rápido y a la vez son las que más contacto tienen con los alimentos.

Presta atención: en el caso de la cocina, limpia semanalmente los residuos de salpicaduras de comida con una mezcla de vinagre, bicarbonato y agua. Con ella será mucho más sencillo deshacerte de las molestas manchas de grasa que parecen imposibles de retirar. 

Para conocer más tips que te ayudarán a tener una cocina más limpia y ordenada recorre la galería que acompaña esta nota. 

TAGS RELACIONADOS