La elegancia y glamour de la diseñadora  llegó hasta la Sala China de la en Washington generando armonía en cada uno de sus rincones con temática navideña.

“Fue un gran honor crear la decoración para la Casa Blanca. Esta es mi época favorita del año pues se celebra por todo y es un tiempo de alegría compartido con los amigos y la familia”, comentó la diseñadora.

La decoración de la sala fue inspirada por la de porcelana diseñada por la Primera Dama, Michelle Obama, en un azul brillante que evoca las aguas frente a la costa de Hawái.