Si tienes un cuarto pequeño con medidas de entre 6 y 8 m2, puedes tener muebles básicos como una cama de plaza y media y un velador de 30 o 40 cm de largo, además, un estante de, al menos, 35 cm de profundidad, indica la interiorista Rocío Gonzales. Si deseas que el lugar luzca más amplio, procura que la repisa sea del color de la pared. 

En un cuarto con estas medidas también puedes incluir un área de trabajo o estudio. La medida mínima que debe tener el escritorio es de 80 cm de largo y 50 cm de profundidad. Si deseas proyectar mayor ligereza, es posible optar por uno de vidrio o vidrio y acero.

Ten en cuenta que debes tener al menos 70 cm libres entre la cama y el resto del mobiliario para que te desplaces con comodidad.

En un cuarto mediano, de 8 a 10 m 2, puedes incluir otras piezas como una cómoda que mida 1,50 m de largo x 50 cm de profundidad, y una banqueta o baúl que vaya a los pies de la cama.  

Si el cuarto es para dos personas y tienes un techo alto, de mínimo 2,50 m, anímate a colocar dos camas a distintas alturas.