Redacción EC

Suelen verse como elementos rígidos y funcionales, sin embargo, las repisas pueden convertirse en el centro de atención del ambiente, al aportar originalidad, pero sin dejar de lado su naturaleza: la funcionalidad.

La arquitecta Carolina Roque, de Vitrina, señala que entre los modelos menos tradicionales están los que dibujan formas curvas, como los círculos o espirales. "Estos se recomiendan para los espacios amplios y cuando desea que prime lo estético sobre lo funcional, pues su diseño sinuoso puede desperdiciar espacio", resalta la arquitecta.

DE OBJETOS REUTILIZADOS

Si busca un concepto fuera de lo común, use distintas piezas que funcionen como repisas. La interiorista Mariana Otero recomienda colgar cajas de fruta, de madera o plástico. Se aprecian bien en una sala, estudio o cocina de diseño ecléctico.

Otros elementos que sirven para esta función son los skates, que caen perfecto en los cuartos de los adolescentes o en las salas familiares. Si su estilo va por la reutilización de piezas en desuso, puede elegir tuberías de metal, cajones de cómodas y veladores, y empotrarlos en la pared.