Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Decoración

Haz que las repisas de tu cocina brillen con estos consejos

Almacenamiento y decoración, las repisas pueden tener ambas funciones y tienes que saber cómo aprovecharlas

Las repisas abiertas son pieza clave en tu casa, ya sea como almacenamiento o decoración. Sin embargo, las que tenemos en la cocina son las que más problemas pueden traernos porque, a diferencia de las de la sala, están en constante uso.

Platos, artefactos, ingredientes y demás están siempre moviéndose de lugar en las repisas, por eso es algo difícil mantenerlas luciendo tan bien como nos gustaría. Si ese es tu problema, no te preocupes que ahora te contamos cómo aprovecharlas al máximo con mucho estilo.

1. Organiza bien tus cosas

Procura que los platos, tazas y demás elementos que usas a diario estén en la parte más baja para tenerlos siempre a la mano. Además, el constante movimiento de ellos hará que se acumule menos polvo y solo debas preocuparte de las repisas superiores.

(Foto: Shutterstock)

(Foto: Shutterstock)

2. No acumules demasiado

Así como dedicas tiempo a revisar tu ropero para sacar lo que ya no usas, lo mismo debes hacer en las repisas. Si tienes muchas cosas en ellas, no se verán ordenadas y tampoco podrás lucir todas esas cosas lindas que quieres.

3. Juega con el color

El beneficio de las repisas abiertas es que cada elemento que colocas brilla por sí solo: por sus patrones, por su material o por su color. Combina estos tres factores y crea una “obra de arte” que llamará la atención en tu cocina.

4. Piensa bien lo que mostrarás

Mantener ordenada una repisa no solo consiste en tener todo en su lugar sino en ver qué es lo que se va a colocar en ellas. Los tapers o electrodomésticos pesados no tienen que estar ahí, así que lo mejor es combinar repisas abiertas con gabinetes cerrados para mejorar el almacenamiento en tu cocina.

(Foto: Shutterstock)

(Foto: Shutterstock)

5. Añade detalles únicos

Suma interés a tu decoración en la cocina con elementos diferentes a los platos y vasos que siempre van en la repisa. Puedes colocar también libros, una que otra planta, cuadros pequeños y macetas para que rompan con común.

6. Actualízala siempre

No hay nada más aburrido que una repisa estática que siempre luce igual. Lo más divertido de que sea abierta es que puedes cambiar de lugar las cosas cuando se te antoje y probar nuevas formas de organizarlas en cada espacio.

 

Tags Relacionados:

cocina

repisas

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada