Módulos Temas Día

Logra espacios de alto impacto con accesorios de color

Pequeños detalles, como jarrones, esculturas y vasijas son capaces de añadir dosis de vitalidad a cualquier espacio.

Las cuotas de color añaden vitalidad y frescura a cualquier estancia. Y una forma sencilla de incluirlas en la decoración es a través de pequeños detalles decorativos. La arquitecta Gisela Vicente señala que los fosforescentes, como el amarillo, rosado, verde, naranja, son capaces de generar una propuesta llamativa y con alto impacto. “A estos se suman el azul y el rojo, y matices secundarios, como el morado, turquesa y fucsia”, añade Vicente.

En ambientes donde los muros son claros (blanco, beige, hueso) es posible introducir hasta cinco tonalidades diferentes en accesorios o textiles (cojines, alfombra, cortinas). “Más de esa cantidad saturaría el ambiente”, señala Vicente. Si las paredes destacan por sus colores intensos, lo ideal es apostar por elementos de menor tamaño en paletas más suaves y complementarias, para crear un ambiente vibrante y equilibrado. Por ejemplo, si los muros son azules, podemos tener adornos amarillos pastel o alfombras en verde menta.

Un elemento que aporta fuerza en la sala son los cojines. En un sofá de tono neutro, apuesta por gamas fuertes (rojo, amarillo, azul, turquesa, naranja) y diseños geométricos y lineales, así generarás movimiento y añadirás un destello moderno; en tanto, los florales y las orlas sintonizan con lo clásico.

Objetos vibrantes
También ayuda a este propósito las cubiertas de los libros. Selecciona los de gran formato y de portada llamativa para aportar vida a un estante o mueble. Además, arma torres de dos o tres niveles y disponlos sobre una consola o mesa de centro.

Igual de útiles son los cuadros. Una pieza Pop Art nutre de vitalidad y energía cualquier habitación por sus tonos intensos, como el naranja, amarillo, verde, rojo, azul, morado. Para una estética minimalista, inclínate por figuras abstractas. Lo ideal es que lienzo replique los matices existentes en el resto de la decoración para amarrar la propuesta.

La arquitecta Jennifer Junek señala que los tonos metálicos, como el dorado, plateado y cobre son capaces de añadir toques de color y elegancia. Pueden estar presentes en portarretratos, lámparas, marcos de cuadros, bandejas, vasijas y floreros. “Los pasteles también son tendencia, sobre todo el palo rosa y el menta, los cuales ayudan a brindar luminosidad”, añade Junek.

En la cocina, añade puntos de color a través del menaje, la vajilla y los utensilios. Agrupa platos, vasos de cristal y tazas de una paleta atractiva (verde, rojo, naranja) y ubícalos en repisas independientes o la alacena y reposteros con puertas de vidrio para que se luzcan.
En la encimera, dispón frascos, botellas, pequeños contenedores, que pertenezcan a la misma familia cromática. Los textiles estampados en paños de cocina y secadores son igual de útiles para refrescar este ambiente.

Tags Relacionados:

color

casa

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada