Sigue estos consejos para lograr un cuarto infantil rústico

En un cuarto infantil, la premisa es generar una atmósfera delicada; pero si deseas, además, agregarle una nota rústica, lo ideal es implementar elementos claves, como la madera en  su estado natural en muebles principales (cama, cuna, cómoda, cambiador o clóset) o detalles (adornos y repisas). Y luego jugar con suaves tonalidades que acompañen la presencia cálida de los elementos.

La diseñadora de interiores María Teresa Hinostroza explica que el color celeste, verde, rosa o naranja en tono pastel ayudará a que el cuarto se vea más amplio y transmita una sensación de serenidad y frescura, esenciales para no competir con la cuota de rusticidad. Puedes usarlos en la ropa de cama, cojines, alfombras y adornos.

Para la interiorista Carolina Peláez, es posible asentar un toque campestre y una sensación de suavidad en el cuarto infantil, con un tapiz de pelo alto o shaggy, e incluso uno de tipo piel de conejo.

 

TAGS RELACIONADOS