Módulos Temas Día

Más en Decoración

Cómo utilizar ladrillos expuestos en tus paredes

Los ladrillos brindan protagonismo a cualquier estancia de la casa ,ya sea pintándolos o manteniendo su aspecto original

Imprime un sello personal en tus espacios usando ladrillos expuestos para lograr un aspecto rústico, moderno o industrial. "Este material  puede destacar en todos los ambientes, pero por su textura se aprecia mejor en la sala y el dormitorio, también funciona como detalle decorativo en la cocina”, indica la interiorista María Fe Rázuri. 

El arquitecto Carlos Tapia explica que entre las opciones decorativas figura el rococho, el caravista y el refractario. “El primero se caracteriza por ser de forma ligeramente irregular y tener diversas tonalidades y texturas. El caravista tiene una apariencia más uniforme y no necesita tratamiento de acabado posterior. Se usa en muros de interiores y cercos perimétricos”, refiere Tapia. El refractario se emplea para revestir chimeneas u hornos, por ser resistente a las altas temperaturas.

Otra alternativa son los ladrillos tipo baldosas, estos solo tienen un espesor de 1,5 cm; pero una vez instalados lucen como una pared de ladrillo expuesto real.  Estos se adhieren a la pared con pegamento para porcelanatos y cerámicos; el resto de los ladrillos se instalan con la tradicional mezcla de cemento y arena. Es importante no excederse al colocar la mezcla, puesto que aplicar demasiado podría hacer que esta reboce por los bordes y manche las piezas. 

Si deseas instalarlos en dos paredes o más, se recomienda que el ambiente sea amplio y tenga una altura mayor a, aproximadamente, 2,80 m. Si es pequeño, se aconseja enchapar solo un muro o una columna para que el espacio no se vea saturado. Puedes elegir la pared que está detrás de sofá principal o la del centro de entretenimiento, también puedes lucirlos en la zona de la cabecera de la cama o el área entre los reposteros altos y bajos de la cocina. 

A TU ESTILO
Estas piezas están presentes en diversos estilos. Si estás pensando en algo contemporáneo, inclúyelas en un ambiente industrial. Instálalas en un muro y reviste los otros con cemento pulido o microcemento. Refuerza esta tendencia con piezas de hierro, como mesas y lámparas. Para una apariencia rústica, integra elementos de madera que exhiban las vetas naturales, estos pueden ser estructurales (columnas y vigas) o decorativos (consolas y bancas). 

De inclinarte por un estilo vintage, puedes lograrlo aplicando pintura látex blanco y lijando la superficie de manera irregular; es decir, el resultado no debe ser parejo. 
Otra idea para hacer de este muro el centro de atención es recubriéndolo de un color específico. Si eres osado píntalo de negro, amarillo u otro tono que combine con la decoración. Para lograrlo “aplica una capa de base y dos manos de pintura, de preferencia mate, para evitar el brillo”, menciona Melissa Fernández, de Orgánica Arquitectura.

 

Tags Relacionados:

Ladrillos

paredes

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada