Módulos Temas Día

Déjate cautivar por la impecable distribución  de esta casa

Esta casa habla de ellos, de la pareja conformada por Mariana Otero y Yeko Zlatar, amantes de la música, del diseño, y cuya constante búsqueda de la belleza en los objetos ha dado como resultado un hogar donde abundan los detalles y hay mucho que mirar.  

El conocido dicho "en casa de herrero, cuchillo de palo" les caía como anillo al dedo a los diseñadores y pareja, Mariana Otero y Yerko Zlatar. Acostumbrados a crear los espacios perfectos para sus clientes, no encontraban la armonía de su propia casa... hasta que nació su pequeña hija; suficiente excusa para reformular las habitaciones y encontrarle el lugar exacto a cada pieza. 

"Yo me preguntaba: "¿Cómo puedo estar haciendo cosas bonitas para otros y que mi propia casa sea todo lo contrario?", Y es que cuando es para ti, es más difícil. Hoy sí siento que esto ha tomado forma", cuenta Mariana. 

Una pared revestida con ladrillo rococho y los cuadros de artistas independientes, y otros hechos por Yerko, le dan color el ambiente principal que se ilumina con la luz natural que ingresa por el balcón. La música tiene un lugar reservado gracias a una consola hecha de pino oregón que almacena más de cien vinilos y dos tocadiscos junto a un vano utilizado para depositar todos los libros, que aportan también su cuota de color en el área social. 

El modular de la sala se acompaña de dos butacas que captan la atención: una silla Acapulco, fabricada por la pareja, una butaca recuperada que alguna vez usada en un comercial para TV y que hoy ha quedado convertida es uno de los objetos del deseo de la casa. 

Búsqueda de equilibrio 

El dormitorio de Yerko y Mariana es un lugar hecho para el descanso, que deja de lado los colores vivos y apuesta por los neutros. "Sentíamos que afuera era todo más recargado así que dejamos que aquí predominen los tonos grises. No queríamos una decoración tan ostentosa ni colorida porque los dormitorios son para descansar", dice Yerko.  

Junto al dormitorio principal y con un toque dulce y femenino, se encuentra la habitación de la pequeña hija de ambos. Iluminado por una gran ventana, este espacio combina dos tonos en las paredes, blanco y melón, ya que no querían el típico dormitorio rosado de una bebé. El cambiador, que alguna vez fue un archivero, combina con la cuna de diseño nórdico hecha de roble americano que transmite una sensación de sencilla elegancia y suavidad. "Hasta hace un mes teníamos la casa un poco revuelta, así que decidimos cambiar y mover todo. Ahora lo siento más cómoda, puedo sentarme en el sofá, escuchar un disco mientras miro hacia afuera", dice Yerko. 

Es probable que la casa de Mariana y Yerko siga cambiando. Es posible, también, que lleguen nuevos objetos que se conviertan en el centro de atención, que nuevos colores inunden sus espacios porque de eso se trata, de buscar la perfección. 

Tags Relacionados:

casa

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada