Redacción EC

¿No sabes qué hacer con todos los rollos vacíos de papel higiénico que tienes en casa? Con este práctico tutorial, aprenderás a crear tu propia lámpara con estos elementos reciclables y darle algo de estilo a tu hogar. ¡Manos a la obra!

Paso 1. Para empezar, vas a necesitar los siguientes implementos: unos 20 rollos de papel higiénico vacíos, un tazón, marcador, tijeras, pistola y barras de silicona, pegamento, pintura negra en aerosol, pintura acrílica negra, pincel, ganchos de ropa, regla.

Paso 2. Doblar los rollos de papel higiénico vacíos. Hazlo a lo largo de los dos bordes, sin aplanar completamente el centro. Repita el proceso de plegado para todos sus rollos, a excepción de uno.

Paso 3. Una vez que tengas los rollos doblados, utiliza una regla para marcar las mediciones en intervalos de 2,1 cm. Así dividirás el rollo en cinco partes iguales.

Paso 4. Siguiendo las marcas que hiciste previamente, usa las tijeras para cortar los rollos en tiras de 2,1 cm.

Paso 5. Crea unas 100 tiras de cartón con forma de pétalo y dóblalas de tal manera (como en el paso 2) que queden igual que en la siguiente imagen.

Paso 6. Es hora de armar. Coloca el recipiente boca abajo sobre tu superficie de trabajo para ayudarte a darle forma esférica a tu lámpara. Emplea pegamento para unir los rollos de papel higiénico vacíos.

La idea es crear una figura central desde donde partirán los otros rollos que conformen la lámpara. Inicia con una "roseta" conformada por 8 rollos; únelos como se muestra en la foto:

Paso 7. Arma tu lámpara uniendo otros rollos a partir de la roseta inicial.

Paso 8. Cuando tengas listo tu armazón, utiliza la pintura en aerosol para darle color a tu lámpara.

Paso 9. Con el pincel puedes terminar de pintar algunos detalles y zonas difíciles...

¡Y listo! ¡Cuélgala donde desees!